SHARE

Dan Lambert, dueño de American Top Team ha anunciado una política de cero tolerancia a hablar basura entre compañeros luego de que Colby Covington volviera a agredir verbalmente a algunos de los atletas de ATT.

Lambert, quien además es el representante de Covington, estableció que quien no respete la política quedaría fuera del gimnasio.

“Se ha vuelto personal y creo que me equivoqué. Creo que cometí un error. Debí haber detenido esto y ahora ha llegado al punto en el que está afectando a entrenadores y compañeros de entrenamiento. Afecta la energía en el gimnasio, y como resultado, nos hemos ajustado y creado una nueva política.”

La única excepción a la regla será si dos miembros del equipo tienen un contrato firmado para enfrentarse en la jaula.

“Se prohíbe hablar sobre otras personas del gimnasio, a menos que tengas un contrato para pelear con alguien, en cuyo caso obviamente hay necesidad de hacer promoción. Si un peleador decide hablar mal de algún compañero, tendrá que irse a entrenar a otro lado.”

Lambert admitió que quizás debió tomar cartas en el asunto antes, pero su afición a la WWE puede haberle jugado una mala pasada.

“Creo que parte puede haber sido porque soy un nerd de la lucha profesional. A mí me gusta el lado promocional y el hablar basura. Es mi culpa, yo jodí esa parte. Nunca debí dejar que llegara a ese punto. Es mi trabajo evitar que esa mierd4 suceda y cause distracciones en el gimnasio.”

Relacionado: Colby Covington critica la cancelación de eventos de UFC