SHARE

Amanda Ribas, peleadora de peso paja militante de American Top Team deberá cumplir con dos años de sanción tras fallar examen fuera de competencia el pasado mes de junio, por lo que tendrá que esperar un largo tiempo para debutar en UFC.

Ribas con marca de 6-1, con 5 finalizaciones (3 KO’s y 2 sumisiones), fue examinada el 7 de junio del 2017, en dicho examen se le encontró la sustancia conocida como Ostarine, un andrógeno, receptor-modulador que se utiliza para quemar grasa y el desgaste muscular, que por supuesto se encuentra en la lista negra de USADA.

El debut de Ribas estaba programado par el 7 de julio en la cartelera de TUF Finale 25, en contra de Juliana Lima. La ya mencionada suspensión será retroactiva al día en que se realizó la prueba, el 7 junio.

La peleadora brasileña, inicialmente negó toda acusación luego de ser notificada sobre la posible violación al código antidrogas, sin embargo, en un comunicado en el portal oficial de USADA emitido el pasado 10 de enero, se anunció que que la peleadora había aceptado ya la sanción.