Compartir

El México/Americano Andy Ruiz Jr. es el nuevo campeón mundial de peso pesado. El boxeador de 29 años de edad sorprendió a Anthony Joshua con un nocaut técnico en el séptimo asalto en el Madison Square Garden el sábado por la noche para darle a Joshua la primera derrota de su carrera y reclamar los cinturones de la FIB, la OMB y la AMB.

Ruiz también lo hizo con estilo, recuperándose de una caída en el tercer asalto para poner a Joshua en la lona dos veces más tarde en el mismo round. El campeón británico parecía aturdido, y fue de beneficio que el segundo viaje a la lona fuera cerca del “campanaso”. Aunque se metió de lleno nuevamente a pelea, Joshua nunca se recuperó completamente, y Ruiz se aprovechó en el séptimo.

Apenas unos 30 segundos después en el séptimo episodio, Ruiz conectó un sólido gancho de izquierda a la cabeza de Joshua que inició una andanada de mexicanos-estadounidenses. Gracias a las izquierdas y derechos con demasiada velocidad para que Joshua pudiera lidiar, Ruiz envió al campeón al piso por tercera vez en la pelea.

Con la sangre empezando a fluir de su nariz, Joshua recibió el ocho de protección y siguió con la acción, pero no pasó mucho tiempo hasta que Ruiz lo tuvo nuevamente en problemas. Un gancho de izquierda envió a Joshua a una rodilla y su boquilla a la lona. Aunque Joshua se puso de pie otra vez, el árbitro decidió que no estaba en condiciones de continuar.

Al darse cuenta de lo que acababa de suceder, Ruiz se volvió loco en el centro del ring, saltando hacia arriba en shock y alegría. Con la victoria, Ruiz se convirtió en el primer peleador de ascendencia mexicana en convertirse en el campeón mundial de peso pesado.

Joshua dijo que, después de la derrota, “100 por ciento” invocará la cláusula de revancha en un esfuerzo por recuperar sus cinturones, pero por ahora, por más impresionante que sea, Ruiz es el campeón.

Compartir