Compartir

La audiencia en la que Jon Jones se presentará a comparecer sobre el caso de antidoping registrado tras su pelea en UFC 214, será atrasado hasta el mes de febrero, así lo confirmó el oficial ejecutivo de la Comisión Atlética de California Andy Foster, para MMA Junkie.

La fecha original estaba pactada para el 12 de diciembre en Sacramento., California.

La nueva cita para presentarse ante la Comisión aun no tiene el día exacto para llevarse a cabo, de la misma manera no se ha determinado el lugar para la audiencia.

Jones dio positivo por segunda ocasión en menos de dos años. Esta ultima falla fue por el uso del esteroide conocido como Turinabol. Este resultado se dio días después de haberle arrebatado el cetro de peso semi completo a Daniel Cormier en UFC 214. A consecuencia, Jones fue despojado del fajín y devuelto a Cormier, y la pelea fue declarada ‘No Contest’.

Ademas de lo antes mencionado, Jones enfrenta actualmente un proceso con USADA (Agencia Antidrogas de Estados Unidos).

El año pasado, Jones dio positivo por primera vez a un examen antidopaje en el que los resultados revelaron el uso de pastillas para mejor desempeño sexual, estas contenían sustancias prohibidas como clomiphene y Letrozol, por lo que fue suspendido un año. Ahora con esta nueva falla, Jones tendrá que enfrentar nuevamente a las autoridades de USADA, en fecha por determinar. La sanción en contra de Jones podría alcanzar los 4 años de suspensión por violar el código antidrogas de UFC.

El atraso de la fecha de audiencia puede servir de bálsamo para el equipo y abogados de Jones, ya que se sabe que trabajan en una investigación para determinar si los suplementos que utilizó el ex campeón estaban contaminados con sustancias prohibidas, como ha sucedido con otros peleadores. Un caso específico, el de Yoel Romero.