Compartir

Amanda Nunez, fue una de las primeras peleadoras en quejarse de los cambios surgidos con UFC 232, luego de que la Comisión del Estado de Nevada, retirara la licencia de Jon Jones para enfrentar a Alexander Gustafsson, por algunas discrepancias en su ultimo examen antidopaje.

Este movimiento implicó el mover la cartelera de Las Vegas a Los Angeles, por lo que comenzaron las quejas por parte de algunos delos protagonistas, como Nunes, quien no estaba preparada para pagar impuestos en California, algo que no sucede en el Estado de Nevada.

Por su parte Cris Cyborg, quien será la protagonista de la pelea co estelar también ha levantado la voz. La campeona de peso pluma, se queja de la falta de comunicación dentro de la empresa. El haber hecho todos los movimientos sin avisar a nadie.

“Esto es loco. Se supone que nos deben de contactar. Somos compañeros y no podemos comunicarnos! No nos informaron de nada. Estuve en contacto con mi manejador y tampoco sabía nada. Él estaba comprando regalos par su familia y no sabía nada. Como se pueden llamar empresa si no te informan de nada a sus peleadores. Para poder estar listos y hacer nuestros cambios y hacer las cosas mejor. Desde cuando lo sabían ellos?

Cyborg no cree que Jones haya hecho trampa, ni tampoco le importa el cambio de sede ya que ella vive cerca de Los Angeles. Pero siente que es algo malo para sus seguidores quienes ya habían arreglado todo para estar en Las Vegas.

Creo que para Cyborg Nation, será algo fabulosos, de verdad. Pero muchos de ellos ya habían comprado boletos para Las Vegas, aunque esto hará que les rinda mas el dinero, ya que no harán tantos gastos, ya están en Los Angeles. Voy a pelear en mi casa, algo que me hace feliz, pero me da tristeza por la gente que ya había comprado sus boletos. Espero que puedan ir a Los Angeles.