Compartir

El cubano Yoel Romero fue llevado al hospital tras noquear a Luke Rockhold en el evento estelar de UFC 221. El propio peleador había afirmado que sentía que tenía rota la pierna.

“Creo que en el primer round recibí dos patadas y estoy casi seguro que me rompí la pierna.”

Esas fueron las palabras de Romero de camino al vestidor. Afortunadamente, un par de horas más tarde, su representante, Abe Kawa, publicó en Twitter una actualización de la lesión de Yoel.

“Con Yoel Romero en el hospital. Su pierna está bien, gente, un par de semanas y estará listo para regresar.”

Ahora habrá que esperar qué sigue para el cubano. Aunque todo apunta a que haya sellado su boleto a la pelea por el título, cabe recordar que la pelea de anoche era de campeonato interino solo para Rockhold. Yoel perdió su derecho por no dar el peso, además, el cubano fue vencido por Whittaker el año pasado.

Sin embargo el cubano espera que UFC no tome demasiado en serio su problema con el peso, debido a que no hizo campamento completo.

“No sé exactamente qué hicimos mal. Trabajamos igual que todas las semanas. Cuando recibimos la llamada de UFC solo estábamos 2 libras por encima del peso. Pero, ¿realmente creen que hubiera tenido este problema si hubiera seguido el plan original y estuviera peleando en Orlando?”

Aún es pronto para poder confirmar algo, pero el propio Dana White parece estar de acuerdo en que lo próximo sea una revancha entre Romero y Whittaker por el cinturón de peso medio.