Compartir
Foto Cortesía UFC

La pelea estelar de UFC Fight Night 124 desde el Scottrade Center de St. Louis, Missouri era un explosivo duelo en las 145 libras. Jeremy Stephens enfrentaba a Dooho Choi buscando hilar victorias, mientras el coreano deseaba evitar ligar derrotas. Lo que parecía seguro era que la pelea sacaría chispas y así fue.

Crónica de Combate:

Round 1:
El primer ataque de Jeremy Stephens es una brutal patada abajo pero Dooho Choi alcanza a esquivarla. Stephens busca conectar golpes de poder mientras el coreano se mantiene relajado, esquivando y conectando puños a placer sobre el rostro y patadas a la rodilla izquierda de Jeremy. El coreano cierra mejor el asalto, usando su estrategia y rapidez para preocupar a Stephens.

Round 2:
Choi abre el segundo asalto con confianza, conecta una patada frontal al rostro de Stephens y parece que esa es la chispa que Jeremy necesitaba para encenderse. Se lanza al ataque y pone en peligro a Dooho quien comienza a retroceder. Un potente derechazo a la altura de la oreja manda al coreano a la lona, parece recuperarse pero Jeremy olió la sangre en el ambiente y se lanza de manera espectacular para conectar un violento derechazo que impacta la cabeza de Choi contra la lona. Lo que sigue son un par de codazos ante un rival que apenas y atina a defenderse mientras el réferi interviene y pone fin al combate.

Jeremy Stephens salió en una de esas noches en las que el poder impone condiciones y esa mano derecha fue la clave a la victoria. Al final del combate, aprovechó la ocasión para mostrar su respeto por Choi y después lanzar un reto a Brian Ortega -quien se encontraba entre el público asistente.