Compartir

La mexicana Irene Aldana no ha comenzado su carrera en UFC de la manera que ella hubiera querido. Una derrota por decisión unánime ante Leslie Smith y una por decisión dividida ante Katlyn Chookagian la tienen con récord de 0-2 y al borde de ser despedida si llegara  sumar un tercer strike en su próxima pelea.

Irene habló para MMA Fighting y manifestó haberse sentido muy sorprendida cuando se anunció el resultado de su pelea en UFC 210. La guerrera del Lobo Gym estaba segura de haber hecho suficiente para llevarse la victoria de acuerdo a las nuevas reglas.

“Analicé la pelea y fue muy buena, pero creo que la gané. Sabía que había sido competida pero pensaba haber ganado. Muchos de sus golpes no conectaron. En el calentamiento el réferi nos explicó las reglas y dijo que el daño y la efectividad contaban más que el volumen. Por eso no tiré tantos golpes, me concentré más en acertarlos. Me vi siendo más ofensiva, presionando y conectando los mejores golpes de la pelea.”

Tras la pelea, Dana White, Sean Shelby y Bruce Buffer la felicitaron por su desempeño y le dieron confianza de que tendría una tercera oportunidad. Aldana se sintió reconfortada y se dijo orgullosa de sus peleas.

“Estoy un poco triste por cómo se han dado las cosas, pero no estoy decepcionada de mi desempeño porque sé que en ambas peleas he dado lo mejor de mí y la gente se ha puesto de pie para aplaudir y eso dice algo sobre mi trabajo. No sé que vaya a pasar, pero sé que mi carrera estará en juego en esa tercera pelea y tendré que hacer un regreso al estilo Rocky para demostrar que pertenezco en UFC.”

 

Compartir