Compartir

Holly Holm llegó a Singapur dispuesta a salir de la mala racha ante Bethe Correia el pasado 17 de junio en UFC Fight Night 111. Para ello, Holm hizo varios cambios en su entrenamiento, en su estrategia e incluso en su ritual previo al combate. Por primera vez desde su debut en UFCHolly dejó a un lado la tradicional canción celta que la acompañaba camino a la jaula y optó por “Black Dog” de Led Zeppelin.

Los cambios funcionaron, Holm se mostró cautelosa durante gran parte del combate, pero se aseguró de llevarse la victoria de manera espectacular con una brillante patada a la cabeza. En la conferencia de prensa posterior al evento, Holly habló sobre su nueva canción y porqué la había elegido.

“Cuando empecé a boxear todo el mundo me preguntaba cuál quería que fuera mi canción de salida. Siempre respondí que no me importaba, se me hacía como celebrar antes de tiempo. Después de algunas malas selecciones les di algunas opciones.”

“Elegí Led Zeppelin porque mis hermanos y yo solo nos llevamos 3 años y somos muy unidos, por un año íbamos juntos a la prepa en viejo Buick dorado y solo teníamos 3 cintas. Una era verde y era de los Beastie Boys, las otras dos eran de Led Zeppelin y esa era una de las canciones que solíamos poner cuando salíamos a hacer algunas travesuras, buscar problemas y destruir algunas cosas.”

“Mis hermanos son de mis mejores amigos y recuerdo esos viajes rebotando en los asientos del auto. No les dije que iba a cambiar mi canción, nadie sabía más que mi equipo. Simplemente decidí volver a mis raíces. Todo el mundo hablaba de mis tres derrotas, yo empecé a pelear porque me gusta, me divierto. Era momento de regresar a eso y divertirme. Quise asociar la canción con eso, simplemente salir a divertirme.”

Compartir

No Hay Cometarios

Deja Tu Respuesta