Compartir

En 1991 hubo álbumes de bandas tan importantes como Guns N’ Roses, Metallica, U2 y Van Halen, pero Nevermind de Nirvana es el único considerado como punta de lanza de un estilo novedoso de hacer rock.

El sonido era crudo pero bien producido, original pero sonaba muy familiar y mucho más dinámico  que la monotonía del Metal o Pop de ese tiempo, las letras en su mayoría incomprensibles y la voz desgarrada de Kurt Cobain que con su estilo y tono “sucio” en la guitarra formaba un trío de poder con Krist Novoselic en el bajo y Dave Grohl en la batería. En Nevermind se escuchan mezclas de influencias como The Beatles y todo el rock sesentero, la música Indie de bandas underground de los 80’s como Sonic Youth y  toda una enciclopedia de Punk de todas sus épocas.

El novedoso video para “Smells Like Teen Spirit” generó que a las pocas semanas de haber sido lanzado, el álbum se colocara entre los más vendidos en todo el mundo y los 4 acordes de la introducción de la rola son ya un momento clásico en la historia del rock. Temas como Lithium, Come as You Are, In Bloom, Lounge Act y Stay Away con sus subidas y bajadas de intensidad y sus momentos de revoltura sónica fueron la guía para toda una generación de músicos y productores que los años siguientes recurrirían a los sonidos análogos y grabaciones que capturaran la intensidad de las bandas sin necesidad de pulirlas hasta el último detalle y a intentar mezclar la confusión del sonido distorsionado con melodías vocales más accesibles.

La grabación fue producida por Butch Vig quien después sería baterista de Garbage y que produjo también a Smashing Pumpkins y Sonic Youth. También colaboró Andy Wallace que le dio el sonido final a la mezcla. De aquella grabación Vig recuerda:

“Decían que habían ensayado 6 meses para grabar, estaban muy concentrados en el estudio, todo quedaba perfecto en el primer o segundo intento, disfrutaron mucho la grabación y estar en Los Ángeles, tenían un poco de dinero por primera vez en sus vidas. Después de grabar, comían hongos y se iban a la playa toda la noche para regresar a la 1 o 2 al estudio el día siguiente. Terminamos en solo 16 días, durante la grabación todos nos dimos cuenta de que era algo bueno, pero no sabíamos que tenía un elemento X hasta que vimos a la gente reaccionar al escucharlo.”

Kurt Cobain se convirtió en un personaje que reflejaba la angustia juvenil del momento, el tipo raro y creativo al que no le importaban las modas de ningún tipo y sin embargo creó tendencias tanto en estilo de vestir como en música. Un rebelde introspectivo que solo en el escenario se expresaba al máximo, lo cierto es que todos los adolescentes del mundo querían ser como él en ese momento de 1991, y aunque Nirvana era una banda con personalidades importantes que trabajaba en equipo para crear, Cobain será por siempre la imagen más representativa de esa generación.

La historia de Nirvana apenas comenzaba y  su corta existencia culminaría con la muerte de Cobain en 1994. In Utero fue su segundo álbum y también es un clásico, Unplugged demostró que las composiciones de Cobain eran mucho más que solo guitarrazos y que Nirvana era una banda capaz de muchas más cosas. El éxito de Nevermind abrió la puerta para todo un resurgimiento del rock en su estado más primal, y esa es la gran herencia de este álbum, con la segmentacion actual de la música, la irrelevancia de las estaciones de radio y la facilidad de escuchar solo la música que te gusta en internet, es probable que nunca se vuelva a dar un fenómeno como el que provocó Nirvana en 1991.

¿Cuál es tu rola favorita de Nirvana?

¿Cuáles son las mejores bandas de Grunge?