Compartir

“Si el Rock & Roll tuviera otro nombre, sería Chuck Berry
John Lennon

Los más grandes rockeros de todas las generaciones, especialmente la de los 60s y 70s, estaría de acuerdo con Lennon y no por casualidad. Antes de Chuck Berry, existían varios ritmos: Blues, R&B, Soul, Swing, y fue Chuck quien los ensambló, moldeó y dio un formato específico a lo que hoy se conoce como Rock & Roll.

Elvis era una gran voz y el primer Rockstar de la historia; Jerry Lee Lewis era un interprete legendario y un animal en vivo; Little Richard era poseedor de un estilo y una energía sin igual; Buddy Holly era un gran compositor; Roy Orbison era un poeta; pero solo Chuck Berry era todo al mismo tiempo.

Para dimensionar los logros de Chuck, debemos empezar por su lugar de origen y tiempo, St. Louis Missouri, Estados Unidos, a orillas del rio del Mississipi, cuna de legendarios Bluesistas, tiempo de segregación racial, los negros solo podían tocar en lugares para negros, su música solo se escuchaba en estaciones para negros y sus sueldos y regalías siempre acababan en los bolsillos de otras personas, generalmente de tono de piel mucho más claro.

También era un momento de división total en la radio, la cual era fundamental para difundir la música en aquel tiempo, eran casi 10 años antes de los Beatles, la música se dividía en 2, música para negros y música para blancos, pero los jóvenes blancos de aquellos tiempos empezaron a poner el desorden al escuchar a escondidas las estaciones de blues y R&B que sus papás no les permitían escuchar, música con más ritmo y más agresividad, menos inocente y más “sucia” y el mercado de la música se fue poco a poco desegregando a través de los 50s y ya definitivamente en los 60s, de ese momento y lugar surgió Chuck Berry.

Chuck comenzó a tocar la guitarra en su adolescencia, para 1952 ya era miembro de una banda, de la cual en un par de años se hizo líder debido a su presencia en el escenario, su carisma personal y su muy peculiar estilo de tocar guitarra que en ese tiempo estaba aun en desarrollo. Tocaba los estándares de la época de blues y R & B, pero poco a poco Chuck fue integrando otras influencias, principalmente  de country, lo cual le dio a su música un atractivo que iba más allá de líneas raciales, combinando música “blanca” y “negra” Chuck empezó a llamar verdaderamente la atención con sus fantásticas presentaciones en vivo. Cada vez más maduro y ya con un estilo propio, una visita a Chicago en 1956 y una plática y recomendación de su héroe, el legendario Muddy Waters, pusieron a Chuck en un estudio de grabación por primera vez. Esa primera sesión produjo Maybellene, un gran éxito que vendió mas de un millón de copias en ese tiempo y fue su primer clásico, una versión de un tema country, el cual tiene un ritmo muy diferente a lo que se escuchaba en esa época y que le quedaba a la perfección al humor y lenguaje de Chuck.

Chuck Berry Maybellene en TV 1958.

Y ese fue el inicio, durante los próximos años Berry compondría canciones que se pueden poner sin problemas en la lista de las 100 canciones más importantes en la historia del rock, no solo el super clásico y seminal Johnny B. Goode, sino temas como School Days, Roll Over Beethoven, Rock & Roll Music, Sweet Little Sixteen y Memphis, Tenessee por decir algunos, fueron producidos en esos primeros años de su carrera.

Chuck Berry tuvo todo un historial con la ley en el cual no vamos a entrar a fondo en esta ocasión, pero una parte sucedió justo en ese momento. En 1960 tuvo que pasar 3 años en la cárcel por relaciones indebidas con una menor de edad y eso detuvo su impresionante paso, al salir de prisión, Chuck fue capaz de mantenerse vigente y producir aun más clásicos que siguieron confirmando su talento.

En Oh Baby DollChuck exhibe sus movimientos clásicos incluyendo el  “paso de pato”.

Chuck Berry fue un talento extraordinario, como compositor, se le acredita ser el primero en escribir canciones con temas de la “vida adolescente”. Sus letras hablaban de la escuela, de los maestros, de ir a una fuente de sodas y ponerle dinero a la rockola, de los bailes juveniles, de andar paseando en un coche convertible y conocer a chicas bonitas, esto no se había hecho nunca y desde entonces los temas de consumismo y adolescencia son muy comunes en la música popular, temas con los que cualquiera se puede identificar.

Como cantante, su voz era de blues pero entrenada por años para cantar country, soul y góspel, lo que le daba un estilo de fraseo único y que permitía que aun sus canciones con letras largas y complicadas fueran entendibles, no es poca cosa, en la música rápida la voz tiende a ser poco comprensible. Chuck también revivió el concepto de trovador, el concepto original del Medioevo, que significaba una persona con una guitarra cantando historias, cuentos o leyendas, eso exactamente hizo Chuck, tomó la costumbre del blues de tocar guitarra y cantar al mismo tiempo, pulió con base en la observación sus movimientos de escenario, como su muy copiado “paso de pato” al tocar la guitarra, que desde entonces es  uno de los movimientos más clásicos del rock, pero el estilo de tocar  guitarra de Chuck Berry merece una mención aparte.

Eric Clapton explica el estilo de Chuck Berry en 3 minutos, habla de cómo el estilo de Berry en la guitarra es el único que funciona para el rock and roll, muestra la diferencia entre tocar un solo de guitarra con una cuerda a la vez o como lo hacía Chuck, con 2 o 3 cuerdas al mismo tiempo, logrando un sonido más percusivo y mucho más agresivo que lo que existía antes de él.

Jimi Hendrix, Eddie Van Halen, Jimmy Page, Eric Clapton, Jeff Beck, y todos los demás guitarristas legendarios del rock ponen a Chuck como una de sus principales influencias, la manera en la que los guitarristas se paran, se mueven y la idea misma de una introducción o un solo con guitarra eléctrica en una canción de rock  nació con Chuck Berry.

Jimi Hendrix toca Johnny B. Goode en vivo

El último álbum en vida de Chuck Berry fue publicado en 1979, Chuck no volvió a grabar aunque siguió siendo un atractivo en vivo muy importante por décadas. Sus grabaciones de los 60s y 70s aunque no fueron exitosas dan testimonio de un músico que siguió experimentando, durante su carrera hizo álbumes instrumentales y tuvo su más grande éxito con la canción de comedia de doble sentido My Ding a-ling , la cual no forma parte de su legado más brillante para el rock and roll pero le generó una renovada popularidad en los 70s. Chuck fue admitido al salón de la Fama del Rock en la primera generación en 1986, como debía ser.

Chuck Berry y Keith Richards en el concierto de su inducción al Rock Hall Of Fame interpretando School Days.

Chuck tuvo más problemas con la ley que lo pusieron una vez más al borde de ir a la cárcel en los 90s, increíblemente siguió presentándose en vivo hasta 2015 a la edad de 88 años, aunque para ser sinceros sus shows ya dejaban mucho que desear pues ya no podía realmente tocar la guitarra y su voz ya no podía llevar las melodías durante toda una canción. En los últimos años Chuck supervisó la producción de lo que será un disco póstumo que se lanzará en junio de este año, mismo que fue grabado a través de más de 15 años en diferentes momentos en el estudio y que presenta también a varios de sus hijos acompañándolo además de estrellas invitadas como Tom Morello de Prophets of Rage y el Bluesista Gary Clark Jr.

Chuck Berry tuvo su momento mas brillante entre 1955 y 1960, en esos 5 años estableció las bases para el entonces llamado Rock & Roll, pero inspiró todo lo que vino después. Si solo hubiera existido Elvis, el mundo se hubiera llenado de cantantes, pero gracias a Chuck Berry, millones se inspiraron a tomar una guitarra eléctrica, a componer, a cantar y a buscar un estilo más rudo y con más energía, Chuck Berry le dio filo al Rock & Roll, Chuck Berry era el Rock & Roll, y como dice Neil Young:   “No morirá jamás”.

Chuck Berry con Tom Morello: Big Boys, tema del album titulado Chuck que será lanzado en junio de 2017.

Descanse en paz Chuck Berry, el Rey del Rock and Roll.