Compartir

Black Sabbath se despidió oficialmente el pasado 4 de febrero con un último concierto en su ciudad natal Birmingham, Inglaterra. 40 años después de haber lanzado su primer álbum, el mundo del Heavy Metal los reconoce como los primeros que lograron conjuntar todos los elementos que hasta hoy lo componen.

Black Sabbath surgió como una alternativa en un momento en que la música hippie que hablaba de amor y flores dominaba la temática musical, muy opuesto a Sabbath quienes se alimentaban de películas de terror y de la tradición ruidosa de bandas como Cream, The Hendrix Experience, The Who y Led Zeppelin que habían por momentos experimentado con ciertos ambientes que Sabbath llevaría a otro nivel en sus primeros álbumes, en los cuales se pueden encontrar bases de prácticamente todos los sub géneros del Metal que existen hoy.

Ozzy Osborne es un icono que trasciende el rock, pero  la música de Tony Iommi, Geezer ButlerBill Ward es lo que verdaderamente hace a Black Sabbath. Un accidente de trabajo de Iommy  lo obligó a desarrollar un estilo para tocar que incluye entonar su guitarra en tonos más bajos de lo común, dándole así un sonido orgánicamente  más pesado a la música. Eso adicionado al concepto musical conocido como Tritono, que  podemos decir da un sonido “macabro” a ciertas combinaciones musicales de tal manera, que se le conoce como “el acorde del diablo” desde la edad media. Con eso experimentaba Black Sabbath en 1970 mientras en la radio sonaban los Jackson 5 con I’ll be There y George Harrison con My sweet Lord.

Black Sabbath 1970

Black Sabbath logró un considerable éxito comercial desde sus primeros discos, todos vendieron más de un millón de copias en aquel tiempo a pesar de no contar con casi ninguna programación en la radio. Sabbath inició la tradición metalera de tener una base de fans que no depende de los medios, y es por que la música tocaba un nervio que no lograban otros estilos, los temas de depresión, paranoia, oscuridad , brujas y muerte encontraron y siguen encontrando eco en millones de personas alrededor del mundo.

War Pigs 1970

Los primeros seis álbumes de Black Sabbath, entre 1970 y 1978, contienen una representación musical de lo que la banda vio en sus orígenes, en una ciudad industrial pobre y sin muchas oportunidades para jóvenes de clase media como ellos. La música reflejaba la visión pesimista de mucha gente en el mundo, las criticas fueron muy negativas hacia su música durante prácticamente toda su carrera. En sus primeros años los especialistas los tachaban de sucios, drogados, ruidosos y sin alma, pero los fanáticos crecieron, Sabbath se convirtió en una banda que se parecía más a sus fanáticos que a otras estrellas de rock. No tenían el glamour de las estrellas de rock de la época, ni la teatralidad de las demás bandas “pesadas” contemporáneas. Sabbath tocaba una fibra mucho más parecida a lo que hacían los Sex Pistols o The Stooges, pero eran mucho mejores músicos, estaban ampliando un lenguaje para nuevas generaciones.

En 1977  Sabbbath y Ozzy tomaron caminos diferentes; de la historia solista de Ozzy hablaremos otro día, pero Iommy, Butler y Ward persistieron con el proyecto de Sabbath con varios cantantes en álbumes diferentes y con resultados inconsistentes de los cuales se puede sobre todo destacar la etapa con Dio como vocalista, con quien hicieron solo 2 álbumes: Mob Rules y Heaven and Hell, pero este ultimo muy influencial y considerado por fans uno de los mejores o tal vez el mejor de toda la discografía. Sin duda la legendaria y espectacular voz de Dio y el poder de la música generaron el mejor Sabbath de toda la era sin Ozzy.

Black Sabbath- Dio Neon Knights 1980

Los altibajos y cambios de personal continuaron para Sabbath durante los próximos 15 años, hasta que en 1997, después de haberse reunido con Ozzy y tocado con él un par de veces durante su primera “gira de despedida”, Black Sabbath anuncio el regreso de la formación original. Desde entonces y a pesar de haber lanzado solo un álbum original llamado 13 en 2013 y el álbum en vivo Reunion, que incluía 3 originales nuevas en 1998. Sabbath reclamó y tomó su lugar en el trono más alto del Heavy Metal, millones de personas los vieron en vivo y sus álbumes alcanzaron una popularidad inesperada, musicalmente no se notaron ni los años separados ni los años de edad de los integrantes, Sabbath conquistó por fin el mundo al inicio del segundo milenio.

Black Sabbath Paranoid 1997

La música de Sabbath es tan influyente en el Metal, que es imposible encontrar una banda importante que no los cite como ídolos. Sabbath persistió en su estilo, encontró un público y prácticamente inventó un género musical. Afortunadamente las re ediciones de sus álbumes remasterizados nos permiten escuchar con más claridad que nunca aquellos primeros discos que si los escuchas, posiblemente opines que son los 4 o 5 mejores álbumes de metal que se han hecho en la historia. Desde El Rocktagono te invitamos a que lo hagas, ¡hasta siempre y gracias, Black Sabbath!

Compartir