Compartir

Este 17 de septiembre es el 25 aniversario del lanzamiento de los clásicos Use Your Illusion I y II de GNR, 1991 fue un año particularmente productivo para la biblioteca de álbumes clásicos, Nevermind de Nirvana, el Black Album de Metallica, Ten de Pearl Jam, Blood Sugar Sex Magik de Red Hot Chili Peppers y Badmotorfinger de Soundgarden fueron lanzados con meses o días de diferencia, pero ninguno fue precedido de la expectativa mundial que despertó el tercer álbum de GNR.

Despues de Appetite for Destruction y el éxito y fama que eso trajo a la banda, el lanzamiento de GNR Lies/Live! Like a Suicide, su segundo disco con apenas 4 canciones nuevas, solo sirvió para acrecentar la curiosidad acerca de lo que esta banda sería realmente capaz. En apenas un par de años, habían pasado del anonimato y literalmente no tener donde vivir a ser una fuente interminable de dinero, música y polémica, lo cual se reflejó en algunos temas: Right next door to hell es acerca de la vecina de Axl a quien el cantante golpeó con una botella, Get in the ring menciona por nombre a periodistas y medios con quienes tuvieron diferencias, con tracks como November RainEstranged y Don’t Cry tuvieron hits de radio y en MTV, con rolas como Don’t Damn Me, Shotgun Blues o Perfect Crime enseñaban que el sonido original de GNR todavía existía y  complementadas con covers de Bob Dylan y Paul McCartney, las 30 canciones quedan como un testimonio de una banda ambiciosa, con talento y que al empujarse internamente encontraba sus mejores momentos.

La alineación del álbum fue Axl, Slash, Duff e Izzy, con el entonces nuevo baterista Matt Sorum, e incluyó apariciones de Alice Cooper en The garden y  Shanon Hoon de Blind Melon en Don’t Cry. La mayoría del disco fue producido por Mike Clink quien produjo antes a Metallica, Megadeth y Mötley Crüe.

Después del lanzamiento de Use Your Illusion y su gira mundial, la desintegración del grupo comenzó lenta pero irreversiblemente y aunque lograron un álbum más, The Spaghetti Incident en 1993, el destino estaba sellado y el fin de la banda parecía haber llegado para siempre. 25 años después y 120 millones de ganancias de la gira de regreso en el banco, sumados a la aparente disposición de los integrantes de hacer musica nueva, Guns N’ Roses vive.