Compartir
Tyron Woodley en conferencia de prensa post UFC 214. Foto: El Rocktagono

Finalmente llegaba el momento para el brasileño Demian Maia, al tener la oportunidad de disputar el título de peso welter de UFC, enfrentando a un hombre lleno de poder como Tyron Woodley, en el combate co estelar de UFC 214, realizado en las instalaciones del Honda Center en Anaheim , CA., EL 29 de julio.

Crónica de Combate:

RD1:
A lo suyo Maia, va por el primer derribo que se queda frustrado, el segundo no tuvo suerte distinta. Lo mismo en el tercero, y volvían al centro de la jaula. Maia conecta una buena derecho y va por el derribe, pero nuevamente queda en un intento. Maia comienza a ser predecible, telegrafiando los derribes, Woodley los defiende bien con el ‘sproll’. El asalto termina, el ojo izquierdo de Maia notablemente castigado.

RD2:
A pesar de la diferencia de poder, Woodley mantiene la distancia, pero la acorta con una derecha para mandar a la lona a Maia. Este se queda en el suelo esperando el combate en la lona, pero Woodley, le pide que se pare. Maia, conecta una izquierda, sin mucho poder y va nuevamente por el derribe, quedando en un intento. Woodley le toma la medida a cada intento de derribe, frustrando cada intento del brasileño. Dos estilos completamente distintos, difícil de embonar. Maia buscando acercarse, Woodley a la distancia. Un Juego de ajedrez que se mantenía en suspenso.

RD3:
Maia acosando, midiendo con el jab derecho, mientras Woodley descarga ocasionalmente. Menos acción en el tercer asalto, solo esporádicos disparos de Woodley, mientras Maia solo busca el derribe, pero hay demasiada distancia como para intentar el “shoot”. El aspecto psicológico comienza a ser factor. Dos hombres que se mantienen con tierra de por medio, que no se atreven a intentar nada distinto. El público, nada contento con lo mostrado manifiesta su descontento.

RD4:
Maia hace intentos con los puños, ante la tibia respuesta de Woodley, quien no se anima a tirar nada. Maia va de nuevo por el derribe, otra vez no pasa nada. Más de lo mismo en este asalto. La gente se desespera por la poca acción, de hecho comienzan a hacer la ola.

RD5:
Maia, de nuevo con los intentos de derribe, Woodley dando vuelta, evitando el derribe, pero también sin arriesgar demasiado, es decir a la distancia. La gente prende la luz de sus celulares ante la falta de movimiento. Maia, tras más de 10 intento de derribe, no logra concretar ninguno.

Ante el fuerte abucheo de la gente, la voz de Bruce Buffer se confunde y pierde, al intenta dar la calificación que favorece al aun campeón Tyron Woodley, quien retiene el título welter, por la vía de la decisión unánime.

La pelea rompe record de menos golpes tirados en un combate.

“Yo me tengo que adaptar a cualquier situación. No iba a pelear contra Stephen Thompson a patadas, me hace pedazos. Es lo mismo ahora, no voy a intentar someter a un experto en BJJ, sería estúpido. Debo ser inteligente par mantenerme como campeón”, dijo WOODLEY.