Compartir

 

El campeón de peso welter Tyron Woodley no tuvo problema en prestarle su cinturón a Conor McGregor para las históricas fotos de UFC 205 el pasado mes de noviembre. Esta semana Woodley dejó claro en una entrevista que eso es lo más cerca que el irlandés estará del cinturón welter, pero que si realmente quiere pelear por él, Tyron está dispuesto a aceptar la pelea e incluso hacerla en Irlanda.

Woodley se refirió al encuentro que tuvo con McGregor tras la ceremonia de pesaje para UFC 205 y reiteró que él no se anda con juegos ni tonterías para las cámaras.

“Si Conor quiere la pelea puede tenerla. Él sabe como contactar a Dana, y sabe cómo preparar los contratos, pero realmente no quiere la pelea. No estoy diciendo que debería querer pelear conmigo, yo no soy Nate Diaz, yo no soy un tipo pequeño. Si se atreve a subir a esta división se va a encontrar poder de verdad. Poder que lo mandará a la lona y no lo dejará pararse a menos que yo quiera que lo haga.”

McGregor ha dicho durante años que quiere llevar un evento de UFC a Irlanda y llenar el Estadio Croke Park. Un lugar con capacidad para 82,000 personas que sería un lleno seguro sin importar el rival de Conor, pero si fuera además por un tercer cinturón se convertiría en la clase de éxito masivo que UFC quiere para hacer su primer evento en un estadio de esa magnitud.

“Si te quieres meter a la jaula con un león y que te arranque la cabeza y escupa tu sangre por todo el octágono mientras luces como un payaso con ese tonto tatuaje de tigre en el pecho, podemos hacerlo. Podemos hacerlo en Dublín, Irlanda, no me importa. Si quieres pelear y hacer este dinero, hagámoslo. Si no, cierra la boca y ocúpate de tus asuntos.”

El campeón de las 170 libras quiso también dejar claro que no tiene problemas con McGregor ni está intentando colgarse de su popularidad. Simplemente hay cosas que no se pueden permitir, y si además se alinean con sus metas a futuro, mejor aún.

“Quiero que la gente entienda una cosa, no tengo pleito con Conor. Él está haciendo lo suyo y consiguiendo lo que quiere del negocio, yo estoy haciendo lo mismo. Pero hay personas con las que puede hacer sus tonterías de siempre e insultarlos y no pasa nada, sucede que yo no soy una de esas personas. No quiero hacerme un nombre a costa suya, tengo ideas legendarias para mi carrera, quiero ser un grande. Hay cuatro o cinco personas más a las que necesito vencer para cimentar mi legado y esa es mi meta. Si él quiere ser un escalón que me haga llegar ahí más rápido, que así sea.”