Compartir
Foto en las instalaciones de Alliance MMA, en donde el peleador Charrua se prepara con algunos de los mejores peleadores del mundo.

“El Sueño Americano”, esta frase la hemos escuchado por décadas representando el sudor y esfuerzo de todo aquel que en la búsqueda de lograr sus sueños, ser una mejor persona y alcanzar sus metas llegan a el país de las barras y las estrellas, tierra que les ofrece un gama de posibilidades.

Las MMA, también tiene historias de éxito como la que personifica el peleador uruguayo de peso pluma Gaston “Tonga” Reyno, quien pasó de caminar entre mesas de restaurantes trabajando como mesero mientras se preparaba para salir de su zona de confort, a ser uno de los peleadores de MMA Latinos mejor pagos de la actualidad.

Tonga, practicando sparring con el mejor peso gallo de UFC Dominick Cruz, en uno de los campamentos mas importantes en el mundo Alliance MMA, en San Diego, CA.

Fue el niño que soñaba ser algún día como el actor Jean Claude Van Dame, con esto en mente se convirtió en campeón de Tae Kwon Do en el 2010, y puso en el mapa el deporte de mayor crecimiento en el mundo, mismo que no “existía” en Uruguay hasta que Tonga le puso nombre y apellido en su tierra.

Tras varias peleas en algunos países, llegó a Kansas City, US., con la maleta llena de sueños, guantes, vendas, la encomienda de ser el mejor y esperar la gran oportunidad, misma que luego de buenas actuaciones en la jaula, lo llevan a pisar las lonas de las grandes ligas.

Este labrar y abrir paso en un deporte de combate tan exigente, y gracias al trabajo, apoyo de su familia, amigos y el publico “Charrúa”, hoy logra cerrar un contrato de seis cifras en su nueva casa Combate Américas, con miras en que su debut se de en los próximos dos meses.

Tonga, es hoy por hoy uno de los peleadores Latinoaméricanos más destacados, con mucho futuro por delante.

Tras la nueva contratación, Tonga busca seguir avanzando y poner aun mas en alto el nombre de Uruguay, para orgullo de su familia y amigos.