Compartir

En el combate estelar del pasado sábado en UFC Orlando, Jeremy Stephens derrotó a Josh Emmett por la vía del KO, sin embargo, tras el triunfo se desató la controversia debido a una rodilla ilegal lanzada por Stephens, cuando su oponente se encontraba en la lona. Ambas rodillas estaban en el suelo.

La regla dicta que basta solo una mano o una rodilla tocando la lona, sin la necesidad de que otra parte del cuerpo esté en contacto con el suelo, para que el peleador NO sea elegible para recibir un rodillazo o una patada en esas circunstancias.

Tras lo sucedido, era obvio que el campamento de Team Alpha Male (donde milita Emmett), no estaría contento con el resultado. Criticando a el referee Dan Miragliotta, y claro, poniendo en tela de juicio las intenciones de Stpehens al lanzar un rodillazo, que apesar de las “malas intenciones” nunca hizo contacto en la cabeza de su oponente.

Ahora, la intención del Comandante en Jefe de Team Alpha Male Urijah Faber, tiene la intención de apelar el combate. Lo anterior lo informó a MMA Fighting.

Para Faber y su equipo, el refeeri debió intervenir y restar puntos a Stephens, de esta manera la pelea pudo reiniciar. Si Emmett no podía continuar, declarar la pelea No Contest o descalificación. Si la repetición instantánea estuviera disponible, tras hacer una revisión se pudo haber cambiado la decisión en la pelea.

Obviamente nada de esto sucedió, sin embargo, la realidad es que todo es responsabilidad del tercero sobre la superficie, tanto ubicar donde aterrizaron los codazos en la cabeza y la rodilla.

No se puede hacer un ejemplo de esta pelea, lo que tiene suceder es que se debe clarificar el reglamento unificado (o realmente unificarlo)Este no está aplicado en todos los estados. A su vez acudir la repetición instantánea, para llagar a decisiones claras en cada combate, acabando con la controversia.