Compartir

T.J. Dillashaw y Cody Garbrandt tienen historial de rivalidad, luego de que ambos estuvieron juntos en el mismo campamento (Team Alpha Male), sin embargo, esas rencillas tenían que llegar a su fin. La cita para cerrar el capitulo fue el Madison Square Garden de Nueva York en UFC 217 el sábado 4 de noviembre

Para agregar más emoción al drama, estaba de por medio el título de peso gallo en manos del recién coronado Garbrandt.

Crónica de Combate:

RD1:
Dillashaw, arranca con movimientos de lado a lado, no se mantiene fijo, mientras Garbrandt mantiene su postura. Ambos metidos en su plan de ataque, no arriesgan demasiado. Garbrandt, aprovecha un movimiento y se va con todo al frente, Dillashaw aguanta y esquiva metralla. El campeón acorta distancia y mete las manos, Dillashaw no deja de moverse. Dillashaw acierta una patada, e intenta un golpe de reversa. A segundos de finalizar el asalto, Garbrandt, recibe a Dillashaw con una derecha que lo manda la lona.

RD2:
Dillashaw se va en banda en una patada, Garbrandt se burla. Dillashaw busca el derribe, hace fintas, sin éxito. Una potente patada de izquierda Dillashaw conecta a Garbrandt y lo manda a la lona, pero este se recuperaDillashaw, sigue al frente, sabe que su oponente esta desubicado. Se mete al rango, intercambian, Dillashaw resiste un golpe, evita el segundo y atasca una mano derecha en la quijada de Garbrandt, para mandarlo a la lona, literalmente en otra galaxia. Lo sigue, lo golpea esperando la intervención del referee. La contienda estaba acabada, Dillashaw se convierte en el nuevo campeón mundial de peso gallo de UFC.

T.J Dillashaw, logra acabar con las dudas, y la rivalidad haciendo pedazos a su oponente en el segundo asalto. Daillshaw regresa a la cima, y se proyecta como un campeón que puede prolongar su reinado. 

“Se que Garbrandt, es joven y regresará fuerte y nos volveremos a ver. Supe meter la manos y conectar en los momento justos.”