Compartir

Llegaba la hora para cerrar la rivalidad entre los dos mejores pesos gallos de la actualidad. Las rencillas debían ajustarse en el escenario de UFC 227, en donde el campeón de las 135 libras T.J. Dillashw enfrentaba nuevamente a la velocidad y ferocidad de Cody Garbrandt.

En el primer capitulo de esta rivalidad que tuvo lugar en UFC 217 en noviembre del 2017, Dillashaw destronó al mismo Garbrandt al noquearlo en el segundo asalto. La noche del 4 de agosto del 2018 en el Staples Center de Los Angeles, era momento de reafirmar la superioridad de Dillashaw o el renacimiento de Garbrandt.

Crónica de Combate.

Al estilo de Dillashaw, este inició con constantes cambios de guardia, fintas y cambios de ritmo. Garbrandt, mas estático esperaba momento clave par atacar. En el primer intercambio ambos se tocaron. Dillashaw, tras ser tocado sin mucha fuerza, conecta a Garbrandt y lo manda a la lona. Va por la finalización, pero v se recupera bien. La contienda sigue, ambos sueltan volado de derecha pero es Dillashaw quien saca la mejor parte. Garbrandt, está herido. Dillashaw conecta de nuevo otro volado de derecha y va por todo. En la lona Dillashaw continúa la masacre, Garbrandt se levanta noqueado para seguir recibiendo castigo. Es conectado una y otra vez, hasta que el referee detiene un castigo, ya innecesario.

Las hostilidades terminaron a los 4:17, decretando a Dillashaw como ganador y deteniendo el cetro de peso gallo, pero sobre todo terminando con la rivalidad y confirmando su superioridad sobre Garbrandt.

Dillashaw dijo al final del combate:

Esto concreta mi legado como el mejor peso gallo de todos los tiempos. Cody ya estaba tocado cuando empezamos el intercambio, después preparé el derribe. Me aceleré un poco cuando debí ser mas mesurado y terminarlo, pero al final terminé mi trabajo. Amos este deporte. Amo pelear y agradezco a todos por su apoyo. Henry Cejudo, vamos a hacer esto!

Compartir