Compartir

Jorge Masvidal vuelve a la jaula más importante del mundo, luego de una cerrada derrota, llegó para enderezar el camino en busca de una pelea por el título welter. Enfrente tendrá a un hambriento Stephen Thompson, quien  llega con dos derrotas al hilo, ambas en su intento de obtener el título de las 170 libras. El combate tuvo lugar en UFC 217 el sábado 4 de noviembre en el Madison Square Garden de Nueva York.

Crónica de Combate:

RD1:
Guardias totalmente distintas, Masvidal de frente Thompson de perfil. Una arranque de estudio, ambos guardan distancia y respeto. Masvidal va al frente, Thompson se mueve de lado a lado y suelta ráfagas esporádicas, sin mucho tino. Thompson, conecta patada de lado a la distancia, y logra mandar a la lona a Masvidal momentáneamente. La lejanía de Thompson es factor en el primer asalto, pero con pocos golpes aterrizados. Masvidal intenta acortar la distancia, inútil hasta el momento.

RD2:
La misma historia, Thompson a la distancia soltando su pateo, pero Mavidal cierra e intenta un derribe, no lo consigue pero descarga un par de golpes. Thompson, alcanza a golpea con una mano derecha a Masvidal y este cae, víctima de un mal parado, y vuelve a la vertical. Cada intento de Masvidal por invadir terreno es bien respondido por Thompson, quien contraataca con pateo y combinaciones. Masvidal acosa y mete una izquierda seca sobre Thompson. El combate se trona desesperante par Masvidal, neutralizado por la distancia, recorrido y ataques sorpresivos de Thompson.

RD3:
Masvidal va por el derribe, ataca con el “shot” sencillo pero no concreta la misión. Thompson, toma la iniciativa y mete las manos sobre Masvidal, sin mucho daño, pero acumulando puntaje. Hay intercambio y ambos se conectan. Masvidal se acerca y permite impactos con tal de acortar distancia. El Latino va al frente en los últimos segundos, tratando de rescatar la pelea. Thompson, se defiende y contraataca para cerrar el round a su favor.

 

Stephen Thompson, maneja bien la distancia para llevarse una victoria por la vía de la decisión unánime. Elva su récord a 13-2-1, y deja claro que quiere una tercera oportunidad por el título del mundo de peso welter.