Compartir

Daniel Cormier es el rey de los pesos completos y ha dominado a la división semi completa, con una pequeña pero significativa excepción; a Jon Jones nunca le ha ganado dentro del octágono.

Jones, lejos de la acción por sus problemas de disciplina y dopaje, le ha dejado la puerta abierta a Cormier quien ha sabido aprovechar la situación con astucia y dominio del escenario. Pero Cormier, luego de una carrera en las 205 libras donde conquistó el cinturón, decidió darle un toque más de grandeza a su carrera y en julio le propinó un KO a Stipe Miocic, con lo cual se coronó en la división absoluta de UFC. 

Previo a su intento de defensa del título completo, que pondrá en juego frente a Derrick Lewis, Daniel Cormier le ha declarado la guerra a Brock Lesnar en UFC 230. Lesnar hizo una aparición arriba del octágono luego de que Cormier destruyera a Miocic y fue ahí donde comenzó el pleito de palabras entre ambos peleadores.

Lewis, por su parte, ha entrado en la jugada a su manera. Recientemente, anunció que una marca de comida que comenzó a patrocinarlo, hizo una buena oferta si logra vencer este próximo sábado a Cormier, hecho que el actual campeón no dejo pasar desapercibido.

Entre tanto, se vislumbra un duelo que está marcado por dos premisas: Cormier es un atleta completo, con un pasado netamente de lucha, y ha mejorado su pelea en pie. La muestra es que posee el cinturón completo de la empresa y además maneja un cardio que cualquier peso pesado envidia.

Lewis es un peleador limitado y si nos ponemos un poco meticulosos, la pelea es en buena medida muy dispareja. Su mayor peligro es el poder noqueador, situación por demás previsible. Las ventajas en el juego de Cormier son muy amplias y no es una sorpresa si las casas de apuesta dan amplio favorito al actual campeón de los pesos completos.

Daniel Cormier quizás tenga este sábado la pelea más a modo, en el papel, en peleas de campeonato. Junto con su equipo, deben tener varios planes ya identificados. Pero no deben pecar de soberbia ni mucho menos entrar confiados a la jaula, ya sabemos, un golpe puede acabar todo y esa es la tarea principal de Cormier; evitar que llegue en cualquier momento y hacer efectiva la superioridad como peleador más completo.