Compartir

Los 32 segundos que le bastaron a Henry Cejudo para detener a T.J. Dillashaw y así defender su cinturón peso mosca de UFC, abren la posibilidad de una pelea en un corto periodo de tiempo para el medallista de oro olímpico.

Para muchos, la detención del pasado sábado fue muy temprana y para otros tantos más fue una correcta decisión para el combate. Pero lo cierto es que desde ahora, tenemos que hacernos la pregunta obligada ¿Contra quién debe enfrentarse Cejudo en su próximo combate?

Las opciones, que se pueden contar entre dos divisiones, por qué no, abren la posibilidad de una doble corona; Henry, quien no desconoce las 135 libras, tiene en esa categoría una posibilidad para hacer más grande su legado. Pero hay una suerte de desconfianza que emana de la empresa, ya que hasta el día de hoy la división mosca sigue sin ser vista con buenos ojos.

La primera alternativa en el futuro cercano, descansa en los hombros del campeón Dillashaw para una posible revancha, ya sea en peso mosca o en peso gallo, aunque para un sector de los aficionados no se merezca tal privilegio dada la manera en que finalizó el combate.

Esta opción es interesante si analizamos el pasado de Cejudo en peso gallo. Una revancha en 135 libras no suena para nada descabellada, ya que si UFC pone un buen trato en la mesa para Cejudo la pelea podría llevarse a cabo dándole una ventaja a Dillashaw, quien se sintió afectado por la detención de la pelea en Brooklyn.

La opción que resulta más conservadora y factible en este caso, es la revancha contra Joseph Benavidez, quien lo derrotó por decisión dividida en el año 2016. Benavidez, de 34 años, viene de una racha de dos victorias en fila, la más reciente en la misma cartelera que Cejudo, ante Dustin Ortiz por decisión unánime.

Si revisamos la división, encontraremos una categoría que sin Demetrious Johnson parece estar debilitada y son pocos los nombres que le podrían dar batalla a Henry Cejudo: el brasileño Wilson Reis, a quien Cejudo ya derrotó en el pasado; el menor de los Pettis, quien no atraviesa por una buena racha con dos derrotas seguidas; Ray Borg, quien es un buen contendiente en las 125 libras sin ser un rival durísimo; y Jussier Formiga, quien podría ser un rival natural para Cejudo, ya que tiene una racha de tres peleas ganadas en fila, son algunos de los nombres que circulan como probables retadores al título.

Y las preguntas que surgen entre tanto: ¿Qué decisión tomará UFC? ¿le dará el voto de confianza a Cejudo como baluarte de las 125 libras? ¿veremos más de esta división dentro de la empresa? Ellos tienen la última palabra en estas interrogantes.

 

 

 

 

Compartir