Compartir

Nota por: Benyair Ulaje

A continuación haremos un análisis de UFC 204, donde Michael Bisping, actual campeón de peso medio de UFC, pondrá su cinturón en juego ante uno de sus verdugos, la leyenda de las artes marciales mixtas, Dan Henderson.

Cuando Michael Bisping entre al octágono para defender su título el próximo sábado 8 de octubre en Manchester, Inglaterra, habrá cumplido más de 10 años en la organización más notable de este deporte en el mundo. No es un dato menor.

Durante su paso por la empresa, ha tenido una serie de altibajos que pudo meter en vereda en abril del 2015, cuando comenzó una racha de 4 victorias al hilo ante rivales de la talla de Anderson Silva y Luke Rockhold, a quien le arrebató el cinturón apenas hace unos meses.

Si el inglés desea conservar el título que tanto trabajo le costó, tendrá que pasar por encima del veterano de mil batallas, Dan Henderson. No será nada sencillo si recordamos que estos dos peleadores ya se vieron las caras en el octágono en julio del 2009, cuando Henderson le propinara uno de los nocauts más emblemáticos de la empresa.

Los años han pasado pero la memoria es muy terca. Bisping tendrá que hacer uso de su mentalidad para no caer en un juego del pasado, avanzar junto con su técnica que lo ha puesto en un lugar privilegiado.

Para muchos fanáticos del deporte e incluso peleadores de la división mediana, esta revancha no debió darse en un escenario de campeonato, ya que en esta categoría de peso hay peleadores que se merecían más una oportunidad por el título: Jacare Souza, Yoel Romero y el ex campeón Chris Weidman figuran entre esos nombres.

No hay que olvidar que en esta misma cartelera se enfrentarán Gegard Mousasi y Vitor Belfort, contendientes muy serios en las 185 libras, quienes de obtener un resultado convincente, podrían ser merecedores de una oportunidad por el cinturón.

Las críticas sobre esta pelea en UFC 204 están justificadas si revisamos lo que ha hecho Henderson en los últimos años. La leyenda de PRIDE y Strikeforce tiene 6 derrotas en sus 9 compromisos más recientes, pero no hay marcha atrás y la pelea está pactada, la revancha y el título estarán en juego. Esta es, probablemente, su última oportunidad para alzarse con el cinturón de UFC.

Apuntes sobre una posible pelea de la noche.

Entre los combates que podrían resaltar esta noche y no están en la cartelera principal, se encuentran los de Leon Edwards vs. Albert Tumenov en peso welter y Iuri Alcântara vs. Brad Pickett en peso gallo.

Por algo la empresa puso este último combate en la estelar de las preliminares, ya que el estilo de ambos peleadores puede amalgamarse para dar una muy buena pelea. El brasileño Alcântara, a pesar de venir de una derrota por decisión unánime, es un golpeador con buena técnica, eso y su explosividad lo hacen un peleador muy atractivo.

Por su parte, el inglés Brad Pickett es el clásico veterano de mil batallas que sin importar rival, siempre va hacia el frente. Por ello, y a pesar de que en sus últimos 4 combates tiene 3 descalabros, la empresa lo ha sabido esperar.

No Hay Cometarios

Deja Tu Respuesta