Compartir

Después de una breve ausencia, el octágono se volverá a vestir de gala para recibir a los peleadores este fin de semana en UFC 210, donde la estelar promete ser un duelo con poder de puños.

Tanto Daniel Cormier, actual campeón peso semi completo de la organización como Anthony Johnson, llegan enfocados a esta pelea de revancha. El campeón saldrá a defender su cinturón, con amplia experiencia, frente al cazador furtivo que espera una combinación o una sola mano para bajar el telón.

Este ocho de abril en Búfalo, Nueva York, Cormier expondrá el campeonato de las 205 libras ante uno de los golpeadores más temerarios de toda la organización. Johnson es un monstruo que busca terminar lo más rápido posible sus combates.

Mucho se habla del potencial de Daniel, y una de sus principales armas, la lucha del más alto nivel. Y es verdad cuando se analiza la pelea desde esa premisa. En el primer capítulo de esta historia, Cormier dominó con la lucha a Johnson, a pesar de haber sufrido en el primer asalto un duro golpe que lo puso en malas condiciones.

Para poder contrarrestar la lucha del campeón, Johnson debió mejorar su acondicionamiento de manera significativa. Tener, debido a las condiciones de Cormier, un plan alterno si su primera opción de terminar la pelea lo más pronto posible no resulta. Es sabido que Jonhson ha sufrido con esa parte de su juego de pelea.

Si revisamos la consistencia de “DC”, podremos descifrar que esta pelea puede irse de su lado muy ampliamente, si tiene mucho cuidado del duro golpeo de su adversario.

¿Podrá Cormier repetir el dominio? ¿Johnson sabrá revertir el resultado de su primer encuentro?