Compartir

Para el ex campeón de peso ligero Rafael dos Anjos, la intención de subir de categoría tiene un fin muy específico, convertirse en el monarca de los welter.

Después de haber probado las mieles de ser campeón de UFC y defender exitosamente en solo una ocasión dicho cinturón, Dos Anjos, decidió continuar su carrera en otra división aun mucho más competitiva y a sus 32 años desea hacerlo de la mejor manera.

UFC Fight Night 111, será cuando haga su debut en las 170 lbs y enfrentará a un ex campeón mundial (Strikeforce), por  lo que se siente con la mejor actitud ante esta, su  primera presentación.

Tarec Saffiedine, es sin duda el tipo de peleador que más me acomoda para hacer mi debut en esta división, es un ex campeón y un top ten de UFC, creo que por mi historial merezco algo así”.

Dos Anjos, quien viene de una derrota ante Tony Ferguson en Ciudad de México, enfrentará a un Saffiedine, quien tampoco se ha visto del todo bien dentro de UFC, ya que viene de dos derrotas consecutivas ante Rick Story y Dong Hyun Kim, por lo que en papel se espera una buena pelea entre estos dos strikers.

Para Dos Anjos el subir de división significará no batallar más de la cuenta para dar el peso, y aunque nunca tuvo problemas en la báscula al estar en las 155 lbs, se sabe que se le dificultaba el corte.

“Usaré todo mi juego y conocimiento para poder ganar esta pelea, algo que he dejado de usar ha sido mi lucha y Jiu Jitsu por lo que si retomo esto verán que soy mucho más completo. Mi estrategia es ir adelante todo el tiempo y sin duda seré el más fuerte en esta división, no sufriré de mas con el corte de peso y eso es algo benéfico“.

Para su presentación en un peso mayor, Dos Anjos no se lo toma tan a la ligera por lo que en su equipo de entrenamiento tiene a un par de nombres de muy alto nivel.

“He estado entrenando con un par de chicos más grandes que yo, uno de ellos es Michael Bisping, el otro es Eduardo Pamplona mi entrenador de Muay Thai, por lo que sin duda me darán un gran aporte para mi próxima pelea, ellos han estado en las 170 y 185 lbs, por lo que su experiencia es enorme“. 

UFC Fight Night 111 desde Kallang, Singapur el 17 de junio será la oportunidad del brasileño para demostrar que su decisión de moverse de división fue la mejor, por lo que delante de él, tendrá un reto muy especial.