Compartir

Una situación incómoda ha surgido en torno a la división peso mosca de UFC, luego de la salida del máximo exponente de la categoría, Demetrious Johnson a ONE Championship. Entre rumores de que la división será cortada de UFC y el despido de algunos de los peleadores, la intriga sigue.

Brandon Moreno es uno de los implicados en esta problemática y platicó en exclusiva con Felipe DeMaría en El Rocktágono Live para hablar sobre el tema.

”Hay rumores y algunos reportes de que ya no eres parte de UFC, ¿es cierto?”, cuestionó DeMaría a Brandon Moreno.

”Pues hasta ahorita no, a mí no me han dado mi carta de liberación ni me han mandado nada”, aseguró Moreno.

De hecho, dijo, ”Raúl Arvizu ahorita está allá en Argentina, a él no le han dicho absolutamente nada pero la parte aquí es algo frustrante porque no sé cuál es mi futuro ahorita, me gustaría que me dijeran sabes qué, te quedas en UFC o sabes qué, te vas, que me digan si me voy o me quedo pero no tengo idea. Lo único que sé es que a mí nadie me ha dado mi carta de liberación”.

Ayer llegando a la casa después de entrenar me mandaron un WhatsApp de un medio norteamericano preguntando y la verdad les dije que no tengo idea y me mandaron un screenshot de la página de UFC, donde no aparezco en los rankings, no me movieron, simplemente no estoy ahí.

Previamente, Moreno aseguró en exclusiva a este medio que UFC le había mandado un correo donde explicaban que la división de las 125 libras desaparecería a finales del año, de manera inminente.

”Sí, mandaron un correo de parte del matchmaker de la división donde decían que había valido gorro completamente y que habláramos con Shean Shelby para el siguiente paso. Él ya contestó pero fue algo muy vago, que vería caso por caso a los peleadores para resolverle a cada uno. Hoy un medio brasileño se comunicó conmigo para preguntarme en qué situación estaba y ya les platiqué”.

¿Cuál es el plan?, preguntó Felipe DeMaría.

”Hay muchos caminos que tomar, está el hecho de que me quede en UFC en 135 libras, tengo el alcance y la altura, en fuerza me siento un peleador muy fuerte, además me han hecho pruebas y tengo las capacidades”, manifestó el peleador mexicano.

El rollo es el volumen, el cuerpo, eso sí, tener un tipo arriba de mí más pesado eso sí me podría costar un poquito pero yo estoy dispuesto al reto, al final del día es mi puesto y no sé si alguna empresa esté dispuesta a pagarme lo que me pagaba UFC y mi trabajo como analista que poco a poco era cada vez menos malo, todo eso engloba.

La otra opción, señaló, ”sería buscar otra empresa, buscar ONE, buscar Combate Américas, he platicado con Raúl y con mi equipo y hemos llegado a esa conclusión, mientras UFC no nos de un ‘te quedas o te vas no podemos hacer nada más”.

Mi mente ahorita está volando, ya pasé por demasiadas etapas, ahorita estoy tratando de tomarme las cosas con calma, obviamente si me quedo en UFC en 135 libras posiblemente no sería mucho tiempo, hacer algunas peleas y después buscar otra empresa, no quiero terminar mi carrera en UFC siendo el 135 de media tabla, yo al final del día aspiro a tener un cinturón y en 135 no creo que lo logre.

”Sé que tengo la habilidad para ganarle a muchos 135 libras de UFC pero no sé a dónde llegaría. Ese es mi plan, tomaría peleas en 135 libras y después crecer mi nombre y ahora sí buscar ofertas en el mercado”.

”Nunca me tomo nada personal”, dice Moreno, sobre cómo UFC está manejando esta situación. ”UFC ve por su negocio, es una empresa, entonces siente que las 125 libras no les está dando para más, Demetrious Johnson nunca recibió lo que merecía, la gente no se le entregó como debía, su legado y peleas nunca fueron apreciadas”.

Yo como fan del deporte me duele mucho porque ese canijo es buenísimo. Yo no lo veo personal. Pero la forma en que lo están haciendo es muy repentino y eso sí me duele, hubiera preferido que me resolvieran en el momento, que me dijeran qué va a pasar y ya, no estar en suspenso, me siento desempleado.