Compartir

Tras la derrota ante Kelvin Gastelum el pasado mes de marzo, Vitor Belfort pidió a UFC una pelea de despedida en su ciudad natal y se la concedieron. Vitor enfrentará a Nate Marquardt el próximo 3 de junio en UFC 212 a celebrarse en su natal Río de Janeiro. Sin embargo, podría no ser la última batalla de Belfort.

“Saldré de UFC, pero continuaré compitiendo. Pelear es mi pasión. Es una lástima que las MMA todavía no sean un deporte serio. Quizás yo ayude a cambiar ese escenario.”

Con un récord profesional de 25-13 y 1 pelea nula; y habiendo ganado el cinturón de peso semi completo del UFC en el 2004 y un torneo de peso completo en 1997; Belfort tuvo tres oportunidades de conseguir el oro desde su regreso a la empresa en 2009. Sin embargo, fue derrotado por Anderson Silva, Jon Jones y Chris Weidman en sus últimas tres peleas titulares.

La última victoria del oriundo de Río de Janeiro fue en noviembre de 2015 cuando terminó a Dan Henderson en el primer asalto. Después de eso fue finalizado por Ronaldo Souza, Gegard Mousasi y Kelvin Gastelum en su tres más recientes combates. Al final, la derrota ante Gastelum fue revertida a pelea nula tras que se anunciara que el mexicano había dado positivo por cannabis en un control antidopaje.

Vitor no habló más sobre su planes después de UFC 212, pero sí expresó su descontento con la nueva generación de peleadores que compiten dentro del octágono.

“Hoy un peleador es más artista que atleta. UFC es un espectáculo, no un deporte. Es triste ver a peleadores nuevos tratando de explotar el momento o acaparar los reflectores como Conor McGregor. Su referencia es tenerno ser.”

 

Compartir