Compartir

Ya todos conocemos la historia, cinco días después de vencer a Mark Hunt en UFC 200, USADA informó que Brock Lesnar había dado positivo en los controles antidopaje.

UFC Fight Night: Pettis vs. Moreno

Después se supo que fue en una muestra tomada una semana antes de la pelea, y se acaba de revelar que si UFC hubiese enviado una solicitud para apurar los resultados pagando $30 dólares podría haber evitado la pelea.

La muestra de Lesnar fue enviada al laboratorio de UCLA ocho días hábiles antes de la pelea del pasado 9 de julio. Anthony Buth, director del laboratorio declaró en una entrevista con MMA Fighting que los resultados exprés pueden recibirse entre dos días y una semana después de la llegada de la muestra.

El daño que pudo haber sufrido Mark Hunt al enfrentar a un peleador dopado es incalculable, pero valga mencionar que Lesnar conectó más de 130 golpes sobre el “Súper Samoano” durante su pelea.

De acuerdo a Jeff Novitzky, vice presidente de salud y desempeño de UFC, no hay garantías de que si USADA hubiese solicitado resultados exprés estos hubieran llegado antes de la pelea ya que el laboratorio de UCLA ha tenido mucho trabajo con todas las pruebas previas a los juegos olímpicos que se están llevando a cabo en Brasil. Sin mencionar que el hacerlo incrementaría los costos de USADA.

“No es tan fácil, estamos teniendo prácticamente un evento por semana, entre 24 y 26 peleadores por evento. Muchos de ellos pasan los controles dos o tres semanas antes de pelear. También se tendrían que pedir exprés todas esas pruebas. Si solo pidiéramos una o dos los costos serían menores, pero si hablamos de por lo menos 100 pruebas al mes se estarían duplicando los costos del programa.”

Si bien es cierto que pedir todo exprés aumentaría los costos, estamos hablando de una compañía que acaba de ser vendida por 4 mil millones de dólares. A esto le podemos sumar que se trataba de Brock Lesnar, que viene de un deporte donde no hay controles antidopaje y que además había sido exento por la propia UFC de someterse a 4 meses de pruebas previo a poder ser incluido en una cartelera tras salir del retiro.

Respecto a los rumores y acusaciones de que UFC y USADA sabían los resultados desde antes de UFC 200, el director ejecutivo de la Comisión Atlética de Nevada hizo referencia al caso de Jon Jones para dejar claro que realmente se está intentando limpiar el deporte.

“Nadie está ocultando nada. Lo que sucedió con Jon Jones deja claro que no se tientan el corazón para sacar a alguien si reciben los resultados a tiempo. Creo que han hecho un trabajo fantástico para mantener control de sus más de 500 peleadores alrededor del mundo. Es un programa muy costoso y su único objetivo es limpiar el deporte.”

Jeff Novitzky remató señalando que habían hablado con USADA tratando de encontrar cómo podían haber evitado esto, pero se llegó a la conclusión de que no es posible.

“La idea de que exista este programa es precisamente para evitar que dos peleadores entren al octágono en situaciones en las que uno de ellos tenga una ventaja injusta. Pero con base en los tiempos que lleva el proceso, es prácticamente inevitable.”

¿Qué les parecen las justificaciones de UFC?