Compartir

La accidentada cartelera de UFC 213 terminó teniendo como combate estelar la batalla por el título interino de peso medio entre Robert Whittaker y Yoel Romero. El combate estelar nos brindó 25 minutos de acción que dejaron claro que Whittaker hizo más méritos para coronarse.

Crónica de Combate:

Round 1:
Romero inició el combate con patadas a la pierna izquierda de Whittaker. Tal como se esperaba, el cubano intentó llevar la pelea a ras de lona y pese a la buena defensa de Whittaker lo consiguió brevemente. Incluso logró una toma de espalda pero no pudo sacarle provecho. Después de ir al clinch por unos segundos la pelea volvió a la misma tónica. Romero presionando y haciendo daño a la pierna izquierda de Whittaker, quien a su vez defendió los derribos y conectó algunos golpes.

Round 2:
Para el inicio del asalto se nota que Whittaker comienza a pisar diferente. Sin embargo eso no le impide lanzar una patada a la cabeza de Romero. El cubano responde con un buen derribo, pero la defensa de Whittaker impide que lo explote. La pelea se traba contra la malla y Romero  consigue un derribo más después del forcejeo, pero la facilidad con que Whittaker se pone de pie comienza a frustrar a Yoel.

Round 3:
La esquina de Whittaker le pide hacer uso de la patada frontal para mantener la distancia y Robert sale decidido a hacerlo. La estrategia funciona y comienza a revertir la inercia de la pelea mientras Romero parece estar tomando este asalto para recuperar energías. Whittaker gana en confianza y comienza a ser más agresivo y conectar los mejores golpes.

Round 4:
Whittaker conecta una patada a la cabeza de Romero y el cubano decide ir por el derribo. Logra llevar contra la malla a Whittaker pero parece ya no tener fuerza para conseguir llevarlo a la lona. Eventualmente Whittaker escapa y conecta un rodillazo en la salida. Comienza a mantener la distancia con el jab y evita otro intento de derribo. Whittaker vive su mejor momento del combate y asesta otra patada a la cabeza del cubano. La sigue con sólido gancho de izquierda y una patada al cuerpo. Instantes después frustra otro intento de derribo y mientras Romero permanece de rodillas, Whittaker lo golpea un par de veces con la el puño derecho. El cansancio comienza a apoderarse de Yoel quien sigue buscando los derribos pero cada vez son con menos fuerza y Whittaker los defiende sin problemas.

Round 5:
Entramos al último asalto con una pelea pareja que podría ir 2-2. Ambos lo saben y se lanzan al frente, pero el cardio de Whittaker es mejor que el de Romero a estas alturas. Hay algunos intercambios al centro del octágono pero Whittaker sale favorecido de todos. Romero intenta una última ofensiva pero Whittaker sale avante y se mantiene activo con combinaciones. Una rodilla a la cabeza le abre un corte a Romero, pero no evita que vaya al frente. Ambos peleadores lucen agotados y Whittaker decide llevar la pelea al piso. Excelente decisión de Robert, controla la posición y Yoel no tiene energía para intentar salir de ahí. Whittaker aprovecha para golpear con los codos y encaminarse tranquilamente al cinturón en los últimos segundos.

Al final los jueces otorgan la victoria por decisión unánime (48-47×3) a Robert Whittaker.