Compartir

Renan BaraoDespués de ganar el título interino de peso gallo en el UFC 149, Barao (34-1, 1NC) defendió éste en dos ocasiones antes de que se le determinara como el campeón indiscutido de la división.

Dillashaw (10-2) estaba programado para enfrentar al japonés Takeya Mizugaki en la cartelera principal, pero una lesión de Raphael Assuncao dejó a Barao sin retador, y Dillashaw recibió el llamado para reemplazarlo.

Barao se convirtió en el campeón interino con una decisión unánime sobre Urijah Faber; después, defendió el título ante Michael McDonald con un triángulo de brazo en el cuarto round, y luego con un nocaut técnico con una patada de giro y golpes sobre Eddie Wineland. El UFC nombraría a Barao el campeón absoluto después de que otra lesión dejó a Dominick Cruz fuera del UFC 169, evento en el que Barao hizo su primera defensa, de nuevo enfrentando a Faber, y derrotándolo con un nocaut técnico en el primer round.

Con una aparición en The Ultimate Fighter antes de su debut oficial, Dillashaw entrará a la pelea de título en su octava pelea dentro del UFC, hasta la fecha logrando un récord de 5-2 en el mismo. Con victorias notables sobre Vaughan Lee, Issel TamuraHugo Viana, y Mike Easton, Dillashaw buscará sacar el mayor provecho de la oportunidad adelantada de ser el campeón de la división.

Desde que perdió por decisión unánime en su debut profesional en el 2005, Barao no ha sido derrotado en 33 combates, pasando por un “no contest” entre estos. Ahora con una racha de 22 victorias al hilo, el campeón de peso gallo ha lucido imparable, obteniendo ocho victorias por nocaut – incluyendo sus últimas dos peleas en el UFC – y finalizando a 14 por sumisión.

Los dos peleadores más representativos de Nova Uniao han sido José Aldo, campeón del UFC de la división peso pluma, y Barao. Como dominantes campeones y compañeros de entrenamiento, el par se retroalimenta uno al otro, formando un equipo peligroso. No obstante, Dillashaw, también forma parte de un equipo importante, Team Alpha Male, encabezado por Faber, y llegará al combate con la oportunidad de haber entrenado con alguien que ha enfrentado a Barao en dos ocasiones.

A pesar de su largo y exitoso recorrido en las artes marciales mixtas, MMA (por sus siglas en inglés), Barao es un peleador joven, con apenas 27 años de edad; y es un peleador completo, habilidoso en la pelea de pie y en la pelea de piso, dispuesto a arriesgar su reinado con fuertes intercambios, trayendo al octágono peleas emocionantes. Dillashaw también es ágil en la pelea de pie, y Barao en ocasiones se expone a ser conectado en esos intercambios, que podría utilizar Dillashaw en su estrategia y buscar tomar ventaja para dar la sorpresa y convertirse en el nuevo campeón de la división.

 Dillashaw también es joven, teniendo 28 años, y es un buen luchador con potentes golpes a ras de lona; pero sin duda es Barao que tiene los pronósticos a su favor: en el piso llevará su cinturón negro en jiu-jitsu brasileño, en la pelea de pie su variedad de golpeo y contundencia, y en general, una experiencia mucho más extensa que la de su rival, y una racha positiva que la ha apoyado en su recorrido.

Fuente: UFC Español