Compartir

El combate estelar de UFC Fight Night 116 enfrentaba al ex campeón de peso medio y semi completo de WSOF, David Branch, con el ex campeón de peso medio de Strikeforce y UFC, Luke Rockhold. Ambos peleadores con sed de victoria, ingrediente indispensable para un combate atractivo. Y quizás un Rockhold molesto por las palabras de Branch antes del combate.

Crónica de Combate:

Round 1:

Branch salió agresivo, decidido a presionar a Rockhold desde el principio. Su estrategia parecía clara, incomodar a Rockhold e intentar complicarlo con el boxeo y un ritmo acelerado, y funcionó. Branch llevó a su oponente contra la malla y mientras intentaba escapar abrió la puerta para una combinación que pareció poner en problemas a Luke, por un instante parecía que podía repetirse lo ocurrido 15 meses atrás ante Michael BispingBranch aprovechó el momento para conseguir un derribo, aunque Rockhold logró ponerse de pie rápidamente y revertir la posición y acertó un par de rodillas desde el clinch. Vuelven al centro del octágono y Branch vuelve a conectar a Luke antes de buscar el clinch. Rockhold logra separación y responde con una patada abajo y un cruzado al cuerpo. Ahora es Rockhold quien busca el clinch y después el derribo para cerrar el asalto sobre su rival.

Round 2:

Branch vuelve a comenzar agresivo pero esta vez Rockhold intenta mantenerlo a raya con patadas abajo. Luke consigue el thai clinch y aprovecha de inmediato para golpear con la rodilla a su oponente y de ahí buscar un derribo que consigue sin problemas. Una vez en la lona, Rockhold logra la transición a la monta y comienza a castigar a Branch, este prefiere ceder la espalda y Luke no tiene inconveniente en continuar castigándolo desde ahí. Branch no tiene respuesta y el réferi se acerca a pedirle que haga algo o va a parar la pelea. Rockhold mejora todavía más la posición y lo estira sobre la lona, desde ahí sigue haciendo daño hasta que Branch toca un par de veces la lona y se rinde ante los golpes de Luke.

Al final del combate, Luke Rockhold aprovechó la ocasión para mandarle un mensaje a GSP, quien está programado para enfrentar a Michael Bisping por el título de peso medio el próximo 4 de noviembre en Nueva York. 

GSP, no pases vergüenzas, no perteneces aquí. Hazte a un lado mientras todavía puedes, esta es mi pelea.”