Compartir

Parece que llegan las buenas noticias para Jon Jones y Brock Lesnar, quienes aún esperan conocer sus respectivas sanciones tras haber dado positivo en sus pruebas recientes ante USADA.

De acuerdo a la propia agencia, ambos peleadores enfrentan una sanción máxima de un año por sus acciones, y no la suspensión estándar de dos años. Esto se debe a que ambas sustancias están consideradas “sustancias especificadas” bajo el Código de la WADA.

“Existe una mayor probabilidad de que estas sustancias puedan tener una explicación creíble que no implique dopaje. Es posible que una de estas sustancias entre al sistema del atleta sin que este lo sepa y por lo tanto, un tribunal puede ser más flexible al imponer sanciones.”

USADA todavía no anuncia qué clase de sanciones recibirán Jon Jones y Brock Lesnar. Recordemos que Lesnar falló una prueba fuera de competencia el 28 de junio, así como una prueba dentro de competencia el 9 de julio. Por su parte Jones dio positivo en una prueba fuera de competencia el 16 de junio y quedó fuera de UFC 200 tres días antes del evento.

Además de las posibles sanciones por parte de USADA, ambos peleadores también deberán enfrentar sanciones y multas por parte de la Comisión Atlética del Estado de Nevada, misma que ya suspendió temporalmente a los dos atletas.

Las audiencias para Jones y Lesnar siguen sin tener fecha pero deberán ser antes de que termine el año. No olvidemos que ambas entidades son independientes y por lo tanto sus sanciones pueden ser totalmente diferentes.