Compartir

La esperada pelea entre Michael Bisping, actual campeón de peso medio, y Georges St-Pierre, considerado por muchos el mejor peso welter de la historia, parecía tambalearse en semanas recientes cuando el canadiense anunció que no podría regresar antes del otoño. Sin embargo GSP declaró esta semana que sigue confiando en que se llevará a cabo.

“Las cosas han cambiado, hablé con Dana para convencerlo de que es la mejor opción. Es un gran riesgo para mí, pero sería una gran recompensa. Michael Bisping es el peleador con más victorias dentro de UFC. Acaba de romper mi récord, pero si yo le gano sé que lo superaré. Presiento que el retiro de Bisping está muy cerca.”

Poco después del decepcionante anuncio de la fecha de regreso de GSP, Bisping reveló que su operación de rodilla no había salido como se esperaba y la recuperación lo mantendría fuera de circulación por varios meses.

En consecuencia, UFC anunció una pelea entre Robert Whittaker y Yoel Romero por el cinturón interino de peso medio, lo que en un mundo perfecto significaría que el ganador sería el siguiente rival de Bisping. Sin embargo, UFC dista mucho de ser un mundo normal por lo que no se debe descartar que GSP reciba la oportunidad de enfrentar a Bisping antes que el campeón interino. El canadiense asegura confiar en ello e incluso tiene pensado en qué cartelera enfrentar a Bisping: noviembre en Nueva York.

“Eso sería grandioso. Sería un momento histórico. Quiero que mi regreso sea lo más grande posible para UFC, para los fans, para todos. Creo que sería la pelea que todos querrían ver.”

Esta idea se contrapone con lo declarado recientemente por Dana White, quien aseguró que St-Pierre enfrentaría al campeón welter reinante al momento de su regreso. Sin embargo ya sabemos que lo que diga Dana White no es garantía.

 

No Hay Cometarios

Deja Tu Respuesta