Compartir

El combate estelar de UFC Fight Night 105 nos prometía un choque de trenes. El enrrachado Derrick Lewis buscaba extender su buen momento y ligar una sexta victoria a costa de un Travis Browne intentando enderezar su carrera y no ligar tres derrotas por primera vez.

Crónica de Combate

RD1:
Ambos peleadores salen con ganas de terminar el pleito rápido. Browne intenta establecer el pateo mientras Lewis busca cerrar la distancia, casi al principio Browne conecta una patada a la zona media que hace a su oponente doblarse, Travis repite la dosis y ‘The Black Beast’ parece en mal estado, sin embargo Browne no se anima a buscar finalizarlo y le permite recuperarse. Hacia el cierre del asalto Lewis logra conectar un par de golpes sólidos.

RD2:
De nuevo van al frente, intentando explotar sus fortalezas, Browne sigue pateando y esta vez Lewis logra conectar un par de bombazos que sacuden a ‘Hapa’ y le permiten cerrar la distancia. Instantes después la pelea va al suelo y Travis Browne ya no tiene oportunidad de recuperar la vertical. El brutal ground & pound de Lewis manda a dormir a Browne y pone fin al combate

“No estoy lastimado, solo tengo que ir al baño. Él se dice hombre pero le gusta golpear mujeres, sabía que tengo más corazón que él. ¿Dónde está Ronda Rousey?”

“Necesito tomarme un tiempo libre y atender mis asuntos, no quiero saber nada de peleas por los próximos tres meses. Mi cuerpo necesita descansar de tanto entrenamiento y sexo”

Compartir