Compartir

Parece que los problemas entre Demetrious Johnson y UFC ya son cosa del pasado. O al menos es lo que se podría interpretar de las declaraciones de ‘Mighty Mouse’ tras recibir el premio ESPY como mejor peleador.

“No creo que sea justo tener a dos hombres adultos haciendo drama en Internet, ¿me entiendes? Vamos a terminar como Blac Chyna y Rob Kardashian. Los adultos se sientan a hablar de sus diferencias y es lo que vamos a hacer en dos semanas.”

Ambos hombres se encontrarán en Anaheim durante la semana previa a UFC 214 para resolver sus diferencias y seguir adelante.

“Fue solo un gran mal entendido y nos vamos a reunir con Dana White. Dana es un adulto, yo también lo soy. Él tiene hijos y yo también los tengo. Nos vamos a sentar a platicar, ponernos al mismo nivel y ver cuáles son nuestras opciones.”

Durante la mayor parte de su carrera, Johnson no tuvo representante, optando solo por tomar los consejos de Matt Hume. Sin embargo eso acaba de cambiar, Demetrious se unió a las filas de First Round Management, empresa que representa a peleadores como Jon Jones y Yoel Romero.

El primer consejo que Demetrious aceptó de su nueva representación fue tomarse las cosas con calma. Su próxima defensa sería la onceava y marcaría un récord histórico, por lo tanto le pidieron que se recupere totalmente del tratamiento de células madre que recibió en una mano.

“Me pidieron que me relaje y deje que mi mano sane. Intentar imponer un nuevo récord que quizás nunca sea igualado es algo que debo tomar con responsabilidad. Pero voy a pelear este año, hay dinero qué ganar y yo quiero el mío.”

Compartir