Compartir

El pasado sábado en UFC 214 Cris Cyborg logró su sueño de ser campeona del UFC. Inmediatamente tras conquistar el ansiado cinturón, la brasileña Cris Cyborg empezó a pensar en su primera defensa y tiene en mente a una rival. 

“Mi siguiente paso, me gustaría pelear con Holly Holm. Creo que es una gran peleadora y es una chica grande como yo. Ella ya ha peleado en 145 libras. Creo que es una pelea que le gustaría a los fanáticos porque es una golpeadora. Hagámoslo, quizás el año próximo, no lo sé.”

Aunque la división pluma femenil sigue estando en una etapa muy temprana, Cyborg cree que es solo cuestión de tiempo para que se consolide y UFC consiga más peleadoras para poblar la división. Mientras eso sucede, la brasileña disfruta el momento.

“Estoy feliz de ser parte de esto. Estoy feliz de pelear con quien UFC me ponga enfrente. Voy a seguir entrenando para mantenerme lista. Seguiré derrotando a las contendientes número uno y siempre en preparación para conservar el cinturón.”

Originalmente se planeaba que Cyborg enfrentara a la campeona de peso pluma de Invicta FC, la australiana Megan Anderson. Sin embargo, problemas con su situación migratoria forzaron a Anderson a declinar la oportunidad de pelear en UFC 214. La brasileña abrió la puerta a enfrentar a Megan, incluso si eso implica viajar a Australia para hacerlo. 

“No sé qué pase con Megan. Yo acepté pelear contra ella, no sé si todavía no pueda pelear en Estados Unidos, pero quizás yo pueda ir a Australia a enfrentarla. Yo quiero pelear, no importa con quién. Yo nunca elijo a mis oponentes, solo espero para saber a quién me pone enfrente UFC.”