Compartir

Pese a haberse retirado tras la derrota ante Daniel Cormier en la pelea por el cinturón de peso semi completo el pasado sábado 8 de abril en UFC 210, Anthony Johnson espera recibir compensación por el controversial pesaje de su oponente.

Cormier inicialmente detuvo la romana en 206.2 libras, menos de tres minutos después reapareció y milagrosamente dio exactamente 205 libras. La especulación se desató debido a que ‘DC’ pareció apoyar las manos sobre la toalla que sostenían los miembros de su equipo.

El representante de Anthony Johnson habló al respecto y manifestó que ellos planean interponer una queja. Cormier ha evitado darle importancia al asunto y alega no haber hecho nada ilegal. Esto es lo que Ali Abdelaziz le dijo a ESPN:

“Los derechos de Anthony fueron violados. Acudiremos a los canales legales pertinentes para solucionar esto. Todo el mundo vio lo que pasó. ¿Cómo pierdes 1.2 libras en dos minutos?”

“No queremos quitarle ningún mérito a Cormier, el mereció la vistoria. Pero tiene que ceder 20% de su bolsa a Anthony. Él tenía dos horas más para cortar el peso y creo que probablemente lo hubiera logrado -pero tal como se dieron las cosas, no creo que haya dado el peso.”

Es indudable que lo hecho por Cormier fue un truco sucio y que Anthony Johnson tiene derecho a exigir compensación. Pero, ¿hasta dónde llegan las culpas? ¿Realmente es posible que ni UFC ni la Comisión Atlética de Nueva York se dieran cuenta de que el peleador hizo algo prohibido al sostener la toalla durante el pesaje? Habrá que esperar el desenlace de esta historia.

No Hay Cometarios

Deja Tu Respuesta