Compartir

Inmediatamente después del triunfo de Conor McGregor sobre Nate Diaz en UFC 202, realizado en T-Mobile Arena de Las Vegas, el sábado 20 de agosto, los “Team McGregor”, salieron felices de la arena y por supuesto los fans que lo vivieron en vivo desde el lugar de los hechos. Por su parte los “Team Diaz”, terminaron decepcionados por un resultado que les pareció injusto luego de la decisión mayoritaria que favoreció al irlandés, argumentando un robo.

El análisis de una pelea cerrada siempre será polémico y habrá quienes lo asimilen bajo el viaje pasional y otros instalados en una sobria objetividad. Al final de cuentas, hay tres encargados de calificar la pelea, y estos son los jueces de la Comisión Atlética del Estado de Nevada (NSAC), en ellos cae el peso de la decisión y recibir el fuego provocado por las críticas de los aficionados.

¿Qué vimos en esta segunda parte entre estos dos guerreros del octágono? Si bien los dos se llevan una “palomita” por ofrecer tremenda batalla que seguramente estará entre las mejores del año, también se llevan calificaciones que en un punto no tienen sentido.

Tres jueces fueron los encargados de evaluar la contienda, y ellos son: Jeff Mullen, Derek ClearyGlenn Throwbridge, este ultimo el más controversial en cuanto al resultado final de la pelea.

De inicio el irlandés comenzó metiendo a placer la zurda en una especie de volado que no elevaba en demasía, pero con la altura suficiente como para pasar por encima de la guardia de Diaz, esto agregando que las patadas en las piernas empezaron a hacer estragos en la pierna derecha. En este asalto, Conor tumbó a su oponente en una ocasión, aquí la tarjeta de Glenn Throwbridge dio 10-9 en favor del europeo.

McGregor, tumba a Diaz dos veces y le mete la mano izquierda en repetidas ocasiones, empuja y propone la pelea haciendo retroceder al de Stockton. Esto sin agregar que continuó clavando patadas en las piernas de Diaz. Bajo la calificación y la regla de 10-9, en un round tan claro como este sin duda el juez pudo haber marcado un 10-8.

En el tercero y mas allá del ombligo del asalto, Diaz se decidió a ir hacia adelante lastimando notablemente a McGregor, pero no lo puso en un peligro real. Los golpes de un hombre más grande como el californiano si aterrizaron efectivamente, sin embargo, Conor aguantó metralla, aunque era evidente que el gas se le había agotado, aquí de manera sorprendente un juez dio 10-8 en favor de Diaz. Comparando este round con el anterior, el segundo fue mucho más claro, simplemente por el hecho de mandar en dos ocasiones al contrario a la lona.

El cuarto asalto, con un Conor gastado, Diaz siguió adelante castigando y metiendo las manos, llevando a su oponente contra la reja controlando el clinch, pero Conor también tuvo momentos importantes y como al inicio metía la mano izquierda y patadas a las piernas, incluyendo jabs con la mano derecha, un round con mejor balance pero en favor de Conor 10-9, por el mismo juez.

En el quinto asalto, a pesar del cansancio de Conor, este iba al frente y metía las manos, proponiendo un poco más, ante un Diaz que tuvo momentos de lucidez, controló la reja y finalmente llevó a Conor a la lona, a unos segundos de terminar el combate, este mismo juez otorgó 10-9 para Diaz, y este al final dio como resultado final un empate.

El nombre de este juez es Glenn Throwbridge, el número dos en la lista de esa noche. Dos rounds (2 y 3), con claras diferencias, pero con calificaciones totalmente opuestas.

Esta es la tarjeta oficial, haz tus cuentas, juicio y resuelve el acertijo de estas calificaciones. Con estos antecedentes, entonces qué califican o cómo lo hacen los jueces? ¿Qué es lo que realmente pesa en el momento de poner números en la tarjeta?

scorecard

No Hay Cometarios

Deja Tu Respuesta