Compartir

Las últimas 24 horas nos han dado mucho de qué hablar tras el anuncio de USADA que Brock Lesnar había sido avisado de una posible violación al código anti drogas de la organización.

Tras los elogios recibidos por su dominante victoria sobre Mark Hunt en UFC 200, la estrella de la WWE, se encuentra ahora viviendo el otro lado de la moneda: las críticas y ataques tanto de fans como de los medios de información no se han hecho esperar.

Cuando Mark Hunt se enteró de la noticia, exigió recibir una compensación adecuada por haber sido puesto en el octágono con un presumible “tramposo”.

“Recién vi que Brock ganó millones por la pelea, más que cualquier otro en la cartelera. Quiero saber qué van a hacer con Lesnar ahora. Cuando no das el peso le dan el veinte por ciento de tu pago al otro peleador. Si te atrapan haciendo trampa deberías de perderlo todo.”

“Ya le dije a Dana que quiero la mitad del cheque de Brock.”

Incluso, el “Súper Samoano” fue más allá, amenazando con dejar la UFC si las cosas no se arreglan.

“Le dije también a Dana que quiero que rescindan mi contrato si no resuelven esto. Ellos dicen que están intentando limpiar el deporte, pero no lo parece. UFC básicamente está diciendo que si haces trampa no serás penalizado.”

Horas más tarde, Hunt utilizó su cuenta de Twitter para hacerle saber al mundo que había cambiado de opinión:

“Bueno, quería la mitad pero cambié de opinión, los tramposos no deberían recibir nada. Quiero todo el cheque, los tramposos no se merecen nada” Rematando el tuit con el hashtag #CheatersDeserveNada #LosTrampososNoSeMerecenNada

 

 

No Hay Cometarios

Deja Tu Respuesta