Compartir

Jon Jones lo hizo de nuevo, al fallar el examen antidoping de USADA, posterior a UFC 214 en donde le arrebatara el título de peso semi completo a Daniel Cormier.

La sustancia encontrada se llama Turabunol, un esteroide anabólico que se utiliza para ganar volumen muscular y fuerza.

Hasta el momento, al menos por parte de UFC no se ha dicho si se le va a despojar de el título (que es lo mas seguro).

Mientras esto sucede, el manager de Jones, Malki Kawa ha publicado un mensaje en el que dice, pedirá que exáminen nuevamente las muestras para revalidar los resultados, o bien, para saber si alguno de los suplementos estaba alterado.

“Estamos sin palabras ante esta situación. Tanto Jones, sus entrenadores, nutriologo y su campamento entero han trabajado muy fuerte en los últimos 12 meses para evitar esta situación. Pediremos se examinen las muestras nuevamente para revalidar los resultados o se conozca la fuente de contaminación. Jones, está devastado por la noticia y nosotros haremos lo que sea como equipo, para ofrecer nuestro apoyo.”

Los resultados de la pelea podrían ser cambiados, sin embargo, depende del proceso de USADA y de la Comisión Atlética de California.

Jones, enfrenta hasta 4 años de suspensión por ser la segunda ocasión en dar positivo a un examen antidoping de USADA. Fue previo a UFC 200 en que dio positivo a sustancias prohibidas.

 

Compartir