Compartir

Hace tiempo que no hay ninguna duda de quién es el mejor peleador, libra por libra, dentro de las artes marciales mixtas. Demetrious Johnson, campeón peso mosca de UFC, el próximo sábado podría igualar el récord de diez defensas del título consecutivas que tuvo en su momento Anderson Silva.

Y no es ningún hecho menor, dadas las condiciones actuales del deporte, donde la competencia es incluso más compleja y difícil que en los años de grandeza del brasileño. El deporte ha crecido, las técnicas han mejorado y retener un cinturón resulta una tarea más que complicada.

La cita con la historia para el “súper ratón” será en el Sprint Center en Kansas City, el encargado de retarlo, Wilson Reis, en el papel no ofrece algo más de lo que los retadores anteriores le han mostrado a Johnson.

Diez es solo un paso más para mI verdadero reto. Mi meta es llegar a once. Mi meta es pasar el número diez.

En una época donde hacer alarde de los logros y hablar basura es lo que vende, Johnson brilla por su humildad y trabajo. Demetrious es el ejemplo de sensibilidad que no hace menos la grandeza de los hechos, el esfuerzo de una vida llena de sudor y de errores convertidos en virtudes.

Luego de haber limpiado la división con la mano en la cintura, vale la pena recordar el calibre de peleadores que Johnson ha superado: un medallista de oro olímpico como Henry Cejudo, un mago complicado por su rapidez como John Dodson, a Joseph Benavidez, peleador completo y de mucho corazón, un estilista de la técnica como Kyoji Horiguchi.

Una de las grandezas del actual campeón peso mosca es que hace lucir fácil algo que en sí es sumamente complicado; el dominio de cada centímetro de la jaula y la precisión para ejecutar sus movimientos.

De sus nueve defensas del título, Johnson tiene cuatro decisiones y cinco finalizaciones, de las cuales tres han sido por sumisión y dos por TKO o KO. 25 peleas ganadas, dos derrotas (por decisión, nunca ha sido finalizando) y un empate. Es, en suma, un peleador para conocedores, para puristas y amantes del deporte. Johnson es el claro ejemplo de las artes marciales mixtas.

He escrito algunos textos sobre este peleador y siempre llego a la conclusión de que estamos ante una leyenda, un atleta del que se hablará en años posteriores, un profeta incomprendido. Larga vida a Demetrious Johnson.

 

Compartir