Compartir
Foto Cortesía UFC

Luego de tremenda previa entre Kevin Lee y Michael Chiesa durante la conferencia de prensa “Summer Kickoff”, en la que esto dos se fueron a los golpes enfrente del público, se llegaba le día de cerrar capítulos. Una pelea en peso ligero en la que finalmente se vieron las caras en Oklahoma, en el evento de UFC Fight Night 112, el domingo 25 de junio.

Crónica de Combate

RD1:
Al centro de la jaula, ni uno delos dos quiere ceder terreno. Van al suelo de inmediato, y es Chiesa quien toma ventaja. La pelea ahora en contra de la reja, Lee, levanta a su oponente y lo azota contra la lona, pero Chiesa toma ventaja y amenaza con un triángulo. Lee, con el control en busca del g&p, logra tomar la espalda en busca del mata-león, mientras asegura a Chiesa con el candado a las piernas. Codazos y puños le llueven a Chiesa, cortesía de Lee que no da pausa al castigo, y sigue buscando la sumisión y consigue meter el antebrazo bajo la barbilla, Chiesa intenta escapar al tratar de aflojar el candado. Lee, logra cerrar el candado nuevamente, y Mario Yamazaki, detiene el combate, sin que Michael Chiesa hiciera “tap”, física o verbalmente.

Una detención errónea del combate, ya que Chiesa jamás se rindió. El pelador, es cierto, está prácticamente acabado, pero de acuerdo a la regla, el competidor que está siendo sometido, forzosamente debe hacer “tap” tocando a su oponente, al piso o en su defecto, hacerlo verbalmente. La otra opción es quedar dormido. No es el caso de un TKO, en la que el referee al ver que no hay respuesta al castigo, o ver al peleador en malas condiciones puede detener el combate.