Compartir

Junior Dos Santos se preparaba para combatir en contra de Francis Ngannou en la cartelera de UFC 215, cuando fue notificado de haber violado el código antidrogas de USADA, por lo que fue removido de dicha cartelera, quedando en el limbo en cuanto a su futuro como peleador se refiere.

La sustancia encontrada en el sistema de Dos Santos fue Hidroclorotiazida (diurético). Sin embargo, a pesar de las evidencias, el ex campeón dice ser una víctima del sistema.

“Al inicio estaba devastado. Yo apoyo a USADA, y agradezco el trabajo que hacen por mantener limpio el deporte. Siempre he estado limpio, por lo que estoy tranquilo, Hay una investigación, sin embargo, eso representa un problema ya que no se donde viene el problema y como probaré mi inocencia. Antes pensaba. Para que está USADA aquí? Para los tramposos, o para aquellos que juegan bajo las reglas y terminan como víctimas? Yo, obviamente soy una víctima de la situación”

“Estoy siendo apoyado por USADA y UFC, en mu búsqueda de respuestas. Esto, por qué se que soy inocente y esto te come por dentro. Es como sentir que se te rope el alma. Siempre he sido muy abierto con estos temas, pero ahora me pregunto si USADA está ahí para los tramposos o para las las personas inocentes que terminamos en esta situación?”

Se viene una larga jornada, complicada y frustrante. Los resultados y resolución del caso aún no se han dado, sin embargo, los caminos por el momento se tornan espinoso y son pocos los casos en los que un peleador, tras ser señalado por USADA, no terminen raspados de alguna manera.

Dos Santos es un tipo muy querido dentro del medio del MMA, y no hay duda que de ser sancionado, dejara un hueco importante en la división  de los pesados.