Compartir

Tras la noticia de cambio de sede de UFC 232 a la ciudad de Los Angeles, las reacciones en twitter y otras redes sociales no se hicieron esperar.

Jon Jones, presentó “bajos residuos” de turinabol en un examen aplicado fuera de competencia el pasado 9 de diciembre, por lo que la pelea en contra de Alexander Gustafsson se va del T-Mobile Arena a el Foro de Inglewood el mismo 29 de diciembre.

La razón principal para que este combate se mantenga en pie, es que la Comisión de Nevada, es quien ha programado una audiencia a Jones en el mes de enero, por lo que el peleador no está autorizado para competir en ese Estado, sin embargo, en California si tiene licencia, misma que le fue otorgada recientemente.

Jones, agradeció a el Estado de California y a Andy Foster, el ejecutivo de la CSAC por apoyar en el cambio de sede, y mantener este evento vivo.

“Estoy enfocado en alcanzar mi meta de ser campeón de peso semi completo nuevamente. Me he sometido a todas las pruebas de USADA sin ningún problema rumbo a esta pelea, solo para confirmar que estoy limpio. Agradezco a el Estado de California.

Jones continuó agradeciendo en varios tuits.

Gracias a Andy Foster y la Comisión del California por hacer las cosas correctas y apoyarme durante este proceso. No puedo esperar mas para enfrentar a Gustafsson el sábado 29 de diciembre en el Foro de Inglewood en Los Angeles.


Jones terminó diciendo:

No podrán doblarme, no podrán romperme. #Campeón2018

Compartir