Compartir

Johny Hendricks reabre el tema de su posible retiro. El ex campeón de peso welter no las ha traído todas consigo desde que venció a Robbie Lawler por el título vacante en UFC 171. Derrotas, problemas con el peso, especulaciones sobre su declive tras la entrada de USADA han marcado el camino de Hendricks durante los últimos 3 años.

Antes de enfrentar a Neil Magny en UFC 207, Hendricks dijo que si no ganaba se retiraba, a final de cuentas se arrepintió y decidió intentarlo una última vez antes de tomar su decisión, pero esta vez hará caso a su cuerpo y se moverá a peso mediano. Su rival será Hector Lombard el próximo 19 de febrero en UFC Fight Night 105 que se llevará a cabo en Canadá.

Hendricks habló sobre la pelea ante Magny y su decisión de no retirarse aún, durante una entrevista para Submission Radio y esto fue lo que dijo:

“Siendo realistas creo que gané esa pelea. La he visto en repetidas ocasiones… Básicamente lo controlé durante 13 minutos, él solo tuvo un intento de sumisión de un minuto y la encajó por aproximadamente 15 segundos. Sin embargo yo hice un ajuste y escapé, ¿me van a decir que perdí la pelea por eso? Quiero pensar que el problema puede ser el peso, por eso decidí que la última pelea de mi contrato sea en 185 libras. Sí, ya sé que dije que si perdía me retiraba, pero si peleo bien en 185 me voy a quedar en esta división. Si no me va bien entonces sí, habrá sido todo. Tuve mi momento, me divertí, pero no vale la pena entrenar por 12 semanas y después salir a perder.”

Habrá que estar pendientes al combate y ver si realmente el peso hace diferencia o si será momento de que Hendricks piense en su futuro lejos de la jaula, o al menos lejos del octágono de UFC, ya que una derrota más haría impensable que le extiendan el contrato

 

No Hay Cometarios

Deja Tu Respuesta