Compartir

John Lineker tuvo su ultimo combate en contra de un hombre de gran experiencia en T.J. Dillashaw. Lineker nunca pudo meterse a la pela para hacer daño al ex campeón. De esta manera, Lineker un hombre de manos pesadas sufrió una derrota en UFC 207.

A pesar de esto, el brasileño aguantó metralla durante cinco asaltos, ya que todo indica que Lineker sufrió la ruptura de la mandíbula en el primer episodio tras una patada a la cabeza de Dillashaw. Él mismo peleador que no podrá comer sólidos por algunas semanas, cuenta la historia.

“Sentí que algo tronó de inmediato. No estaba mareado ni nada por el estilo, pero sentí que algo tronó. Pensé que fue solo la patada, pero me empezó a doler en el segundo asalto, incremento en el tercero cuando recibí algunos golpes.”

Posterior a el combate, Lineker no sentía nada, pero todo empezó cuando intentó comer.

“Me baje de la jaula y hablé con los doctores, todo parecía normal. Dije, puedo mover la mandíbula y todo parecía estar bien, así que me dieron de alta y me pidieron que les avisara su tenía algún problema. Cuando fui a comer y ver las peleas, sentí un dolor que ya no se detuvo.”

Como consecuencia la Comisión Atlética de Nevada le dio a Lineker una suspensión de  seis meses. Esta fue la primera derrota del brasileño desde que cayó ante Ali Bagautinov en UFC 169, y la primera dentro de la división gallo de UFC.

No Hay Cometarios

Deja Tu Respuesta