Compartir

Durante la ultima presentación de Lux Fight League en la ciudad de México, el pasado 17 de febrero en el Gimnasio Juan De La Barrera, se dieron interesantes peleas logrando que la liga continue en ascenso para convertirse en una de las mejores de Latinoamérica.

Lux 002, brindó espectáculo, acción, producción, KO’s y grandes peleas, sin embargo, también se dio una lamentable situación con el peleador de peso gallo Irving Amaya de Monterrey, Nuevo León., quien sufrió una lesión de tibia.

Apenas iniciado el combate y tras un par de intercambios, Amaya descargó una patada de derecha hacía la pierna de su contrincante José Calvo, este la levantó para hacer el “check”, sin embargo, al estrellarse, la tibia de Amaya se fracturó de manera dramática, causando una lesión que tardará algunos meses en sanar por completo.

Un caso desafortunado, que sin importar la fuerza de la patada, tocó justo en el “botón”, ahí, donde puede suceder cualquier cosa, en cualquier momento.

Un caso similar al que le sucedió al peleador de UFC Anderson Silva, cuando se le rompió la tibia de la pierna izquierda tras chocar con la espinilla de Chris Weidman.

Esta es la foto del lamentable momento en que Amaya se lesionó:

“En el momento sabia que me había fracturado. Tuve una sensación de impotencia, yo estaba conectando bien, lo había tocado, me dio impotencia no poder seguir.”

“Siento que iba ganando, lo estaba conectando. Creo que mi error fue soltar la patada sin haber hecho alguna combinación antes”

Lo anterior lo dijo a El Rocktagono en una entrevista exclusiva por teléfono.

Tras la lesión Amaya fue tratado y estabilizado por los paramédicos presentes, llevado de inmediato al Hospital San Angelin de la Ciudad de México.

En el nosocomio fue atendido de inmediato por el médico José Antonio Trelles, quien colocó una placa de titanio en la tibia derecha del peleador, para  sellar con éxito la lesión. La cirugía tardó cerca de tres horas.

Los pronósticos para que Amaya regrese a las jaulas son muy buenas. De acuerdo a palabras del Médico, el pelador de Monterrey podrá estar caminando en un mes, y practicando algunos ejercicios sin impacto en dos meses.

El sueño de seguir peleando para Amaya no termina aquí, el guerrero de 22 años recibió excelentes noticias. Se va a recuperar mas pronto de lo usual, gracias a su buena salud y juventud. En aproximadamente 6 meses podrá empezar a golpear.

“Me siento positivo, me siento bien y se que me voy a recuperar. Nunca sentí que podría dejar de pelear. Soy fuerte de mente y se que me voy a recuperar y se que voy a pelear. No dejaré mis metas ni voy abandonar los sueños que tengo y a donde quiero llegar. No me voy a rendir.”

Incluso, Amaya quien abandonó el hospital tan pronto como el 19 de febrero,  bromeó con la situación diciendo que gracias a la placa de titanio con la que cuenta ahora su tibia derecha, va a poder golpear mas fuerte.

En un video exclusivo para El Rocktagono, el peleador Irving Amaya agradeció a todas las personas que estuvieron al pendiente de su operación, el trato de la empresa Lux Fight League y los fans.

Dejó claro que la empresa Lux Fight League se encargó de él en todos los aspectos, le brindó el mejor trato y su Presidente José Gabriel Mendoza ha estado pendiente de cada paso en su recuperación.

Amaya, pretende recuperarse y volver a entrar al octágono de Lux Fight League lo mas pronto posible.