Compartir

Georges St-Pierre, quien ganara el cetro de peso medio ante Michael Bisping en UFC 217, misma pelea que marco su regreso después de mas de cuatro años de ausencia, no está seguro de volver a pelear.

Recientemente se le escuchó hablar de una posible pelea en contra de Anderson Silva, sin embargo, para el día de hoy ya no considera realmente esa opción.

Tras haber derrotado a Bisping en el 2017 y dejar vacante el título, presentó problemas de saluda relacionados al colitis, un padecimiento que ha tratado en el ultimo años, del cual parece estar prácticamente recuperado.

En una reciente entrevista, dijo no estar tan entusiasmado con la idea de regresar a pesar de que su salud está en muchas mejores condiciones.

“Podría regresar, pero par decir la verdad, cada vez me siento menos tentado a hacerlo. No sé lo que dije ese día: soy mas viejo. No quiero enfrentar a un joven que ponga en riesgo mi legado, o que se sirva del mío. No tendría nada que ganar. Cada vez que entro al octágono es un riesgo, puedo tener un mal día. Siempre estamos a nada de ser noqueados, o sufrir alguna lesión seria. Siempre hay un riesgo, y si lo voy a tomar debe valer la pena.”

No estoy interesado en regresar ante alguien que va subiendo y destruirlo. No me ofrece nada el derrotar y romper los sueños de alguien, ambos perderíamos. Solo ganaríamos dinero. Si regreso es por legado, no por dinero.

La realidad es que no hay muchas opciones par el canadiense, sin embargo, alguien que le podría llamar la atención es Khabib Nurmagomedov, esto claro, luego de derrotar a Conor McGregor.

Khabib, dijo que quería enfrentarme antes de McGregor. No me interesaba en ese momento. No era famoso, no le había ganado a nadie con un buen nombre o título. ahora que le ganó a Conor, es mejor.

Esta ultima frase puede ser la que nos de la idea hacía donde quiere ir el ex campeón welter, y quizás lo veamos de nuevo subir a esa jaula para seguir poniendo fuertes cerrojos a su ya de por si, condecorado legado como peleador de MMA.

Compartir