Compartir

Kelvin Gastelum ha tenido diversos problemas con la báscula. Después de su aparición en TUF, donde logró coronarse a pesar de que los pronósticos no estaban a su favor, ha tenido muchas complicaciones para dar las 170 libras, división donde se siente más cómodo. Si el cuerpo no da para bajar más, es mejor hacerle caso ya que las consecuencias pueden ser muy serias, más allá de suspensiones o recortes en su salario.

El conflicto más reciente fue en la histórica cartelera de UFC 205 en Nueva York, donde se enfrentaría a Donald Cerrone, peleador que no deja pasar oportunidad para meterse en el octágono. Horas antes del pesaje Gastelum ya mostraba las complicaciones, pero la gota que derramó el vaso fue cuando ni siquiera pudo presentarse ante la báscula, con lo que su pleito con Cerrone quedó cancelado.

Pasaron los días y con todo lo que significó el evento en Nueva York, poco y nada se hablaba de la situación de Gastelum. Pero fue hasta el día de ayer que las autoridades se pronunciaron, más específicamente la Comisión Atlética de Nueva York, según informó ESPN:

“La Comisión Atlética del Estado de Nueva York ha suspendido al peso welter de UFC, Kelvin Gastelum, por no haber comparecido en el pesaje de su pelea programada contra Donald Cerrone en el UFC 205’’.

¿Qué sigue para Gastelum? La buena noticia para el peleador de raíces mexicanas es que Ali Abdelaziz (su actual manager) dijo a ESPN.com que tienen la intención de apelar la suspensión ya que Gastelum quiere pelear contra Tim Kennedy en UFC 206 el 10 de diciembre en Toronto.