Compartir

Desde su llegada a UFC, el pelador mexicano Gabriel Benitez en UFC 180 en noviembre del 2014, ha acumulado un récord de 5-2 dentro de la organización.

Un tipo egresado de TUF Latinoamérica 1, para empezar a hacer carrera dentro de UFC, y es que el de Tijuana, BC., ha ido creciendo progresivamente, mostrando mejoría en todos los departamentos, con mejores recursos, y un arsenal que le ha dado para ganar sus dos ultimas peleas con técnica y hasta recursos de ultimo momento, mostrando una madurez en su forma de combate.

La noche del 19 de mayo en UFC Chile mostró que puede resistir castigo, y al mismo tiempo pensar como acabar con su rival, como “sacar ventaja de la desventaja”.

Luego de conectar con un upper de zurda a Humberto Bandenay, este se recuperó e intentó aplicar un triángulo al brazo de Benitez, pero este resistió encontrando la manera de levantar y azotar contra la lona a Bandenay para apagarle las luces al peruano en el primer asalto.

Mas allá del bono económico, Benitez comienza a ganar respeto y estatus en la división de peso pluma, con triunfos bien establecidos, con jerarquía y autoridad, como lo hizo previamente contra un duro Jason Knight el pasado mes de diciembre, y ahora contra Humberto Bandenay.

De sus cinco triunfos, tres de ellas han sido por finalización, por lo que se está convirtiendo en un tipo rentable en busca de meterse en los mejores quince de la división.

Este es el momento cuando Benitez apaga las luces de Bandenay

Compartir